Desarrollan robots que trabajan con el poder de la mente (horizontal-x3)
La idea de la investigación es permitir a las máquinas correlacionar e interpretar fácilmente las señales del cerebro y los movimientos de las manos. (Massachusetts Institute of Technology)

Desde hace años el hombre ha buscado la forma de realizar tareas con solo utilizar el poder de la mente, esto es casi una realidad hoy en día y los beneficios que puede tener en la humanidad un avance así son enormes, por ejemplo, para personas con alguna discapacidad.

Manipular o dar órdenes  a un robot simplemente con pensarlo revolucionará la forma de ver y utilizar la inteligencia artificial. Imaginemos un mundo donde los robots trabajan en beneficio de millones de personas que necesitan de ayuda para realizar alguna actividad.

El Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL) del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) desarrolló un sistema que permite manejar robots de forma intuitiva con ondas cerebrales y con ligeros movimientos de las manos.

El autor principal del estudio, Joseph DelPreto, dijo que esta tecnología es importante debido a que, a diferencia del control de robots tradicional, los usuarios no necesitan pensar en cómo debería hacerlo la máquina, es decir, el robot se adapta a la persona.

DelPreto considera que este tipo de comunicación es mucho más sencilla que la comunicación con otra persona.

Este sistema forma parte de un trabajo anterior de la institución basado en actividades simples de elección binaria, sin embargo, ahora el alcance es mayor y se extiende a tareas de elección múltiple, lo que abre nuevas posibilidades para manipular equipos robóticos con solo mover los dedos.

Joseph DelPreto hace una interesante comparación del logro:

"Al observar las señales tanto del músculo como del cerebro, podemos comenzar a observar los gestos naturales de una persona junto con sus decisiones rápidas sobre si algo está yendo mal. Esto ayuda a que la comunicación con un robot sea más como comunicarse con otra persona".

La idea de la investigación es permitir a las máquinas correlacionar e interpretar fácilmente las señales del cerebro y los movimientos de las manos de una persona y convertirlas en acciones robóticas rápidas.

De esta forma, los humanos no tendrían que aprender complejas habilidades de codificación necesarias para preprogramar robots para realizar tareas específicas.

El equipo de especialistas utilizó un robot humanoide llamado Baxter, de Rethink Robotics, y se le dio una serie de instrucciones, como por ejemplo escoger objetos físicos.

Este test tuvo una precisión de entre el 70% y el 97%. En otras pruebas también mostró resultados bastante positivos con porcentajes altos de acierto.


💬Ver 0 comentarios