(horizontal-x3)
AT&T reestableció el servicio parcialmente luego que vándalos robaran parte de los cables. (AP)

Tras los graves daños que el huracán María provocó en el sistema de telecomunicaciones, las autoridades avanzan poco a poco en su restauración.

Hasta el momento un 37% de la telefonía celular ha sido recuperada y continúan trabajando en el funcionamiento de las antenas.

Sin embargo, los actos de vandalismo frenan estas labores, pues se han detectado robos de cables caídos de fibra óptica por parte de la ciudadanía.

Hace unos días Sandra Torres, presidenta de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones (JRT), habló sobre este problema.

La funcionaria detalló que la compañía Claro levantó sus torres en el norte y el este, mientras que  AT&T reestableció el servicio parcialmente luego que vándalos robaran parte de los cables.

Cabe recordar que cuando María tocó tierra en Puerto Rico, dañó la fibra óptica y destrozó un 80% de las antenas (que se comunican con la red de cables) de los proveedores telefónicos de la isla.

Los cables de fibra óptica son muy importantes, ya que proporcionan servicio a los móviles, procesan y transmiten llamadas, páginas web y correos electrónicos.

El problema es que hay quienes confunden estos cables y piensan que son de cobre, por lo que los están cortando para poder venderlos posteriormente.

Al respecto, Torres indicó que ya están tomando medidas al respecto y están en conversaciones con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, para ver de qué forma le pueden dar seguridad a las torres para que esto no siga ocurriendo.

“Estamos tratando de traer seguridad privada de Estados Unidos que pueda venir a dar apoyo, porque la seguridad local ya no da abastos”, señaló.


💬Ver 0 comentarios