Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Meetup.com (semisquare-x3)
El director ejecutivo de Meetup, Scott Heiferman, dijo que el nuevo acuerdo otorga al movimiento de protesta una infraestructura para organizar grandes reacciones a las políticas del nuevo presidente. (AP)

Meetup.com, una página mediante la cual la gente puede reunirse físicamente por un interés común, se ha sumado al movimiento de resistencia al presidente Donald Trump.

El sitio revelará planes en los próximos días sobre una asociación con un grupo de trabajo para coordinar protestas en Estados Unidos de más de 120,000 activistas ya involucrados con grupos en contra de Trump dentro de Meetup.

Es una medida arriesgada para una compañía de tecnología que ha ayudado a millones de personas a encontrarse en la vida real debido a su interés común en todo tipo de asuntos —desde ir de excursión a aprender idiomas -, pero refleja una disposición cada vez mayor de algunas empresas tecnológicas importantes de unirse en contra del presidente republicano.

El director ejecutivo de Meetup, Scott Heiferman, dijo a The Associated Press que el nuevo acuerdo, que será conocido solo como #Resist, otorga al movimiento de protesta, actualmente poco organizado, una infraestructura para organizar grandes reacciones a las políticas del nuevo presidente.

"Una cosa es que un director ejecutivo diga: 'Voy a enfrentarme a un político''', dijo Heiferman. "Pero es ir más allá cuando la propia empresa moviliza a la gente".

Para Heiferman y otros líderes del mundo tecnológico, la campaña de Trump para bloquear el ingreso de personas de varios países de mayoría musulmana marcó un punto de inflexión. "Cuando se cruza una línea", afirmó, "tenemos el deber cívico de no callarnos".

La Casa Blanca no respondió el viernes a una solicitud de comentarios sobre los planes de Meetup.

Alrededor de 40 compañías de tecnología se reunieron en privado este mes en Nueva York para participar en una lluvia de ideas sobre las formas de resistirse a las políticas de Trump en materia de inmigración, protección para la comunidad transgénero, la salud femenina y la financiación artística, así como cuestiones tecnológicas más tradicionales como la neutralidad de la red y el cifrado.

La reunión fue diseñada para "ir más allá de la inquietud y avanzar hacia una acción real", comentó Michal Rosenn, asesor general de Kickstarter, una empresa con sede en Brooklyn.

Kickstarter y Meetup también estuvieron entre las 58 compañías de tecnología que firmaron el martes un acta de amparo judicial con la que denunciaron que el decreto revisado de Trump contra ciertos inmigrantes perjudicaría a sus empleados y clientes.

Airbnb, Apple, Twitter y Yelp presentaron un fallo judicial el mes pasado para protestar por la decisión del gobierno de Trump de rescindir la guía que instruyó originalmente a las escuelas a permitir que los estudiantes transgénero usen los baños que coincidan con su identidad de género.

El servicio de taxis por app Lyft prometió recientemente un millón de dólares a la Unión Americana de Libertades Civiles.

Meetup, que tiene 175 empleados y dice tener 30 millones de usuarios en todo el mundo, es una de las empresas que ha ido más lejos.

Molesta por la ofensiva inicial de Trump con su decreto de restricciones migratorias, la firma organizó el mes pasado un movimiento de resistencia y dio a conocer más de 1.000 nuevos grupos bajo la etiqueta "#resist" que no tuvieron que pagar la cuota mensual estándar de 15 dólares para convocar eventos en el sitio. Actualmente, hay más de 1,000 grupos Meetup dedicados a la resistencia contra Trump en todo Estados Unidos.

Meetup contrató al ex director de organización digital de la ex candidata demócrata Hillary Clinton, Jess Morales Rocketto, para que coordine la nueva plataforma de organización con un grupo cercano a la organización National Domestic Workers Alliance.


💬Ver 0 comentarios