(semisquare-x3)
La aplicación permite controlar el dispositivo en remoto y establecer suspensiones de uso programadas a la hora de dormir (Google).

Los padres de familia que estén pensando en darle su primer celular a sus hijos ya pueden utilizar una aplicación de Google para establecer límites en la navegación de los menores en sus dispositivos.

La aplicación Family Link se encuentra tanto en la tienda de aplicaciones de Google como en la AppStore. Con estas, los padres de familia podrán bloquear remotamente el teléfono y establecer horarios de uso, entre otras opciones.

La app de control parental busca apoyar la labor de educación digital de los menores en los hogares, facilitando el establecer algunas reglas de navegación.

"Queremos que los menores exploren y se inspiren mientras se embarcan en su propia aventura digital, sin embargo, cada familia piensa diferente sobre lo que sus hijos deberían y no deberían poder hacer en su dispositivo", dijo Google a través de un comunicado. 

A través de la app, los padres podrán configurar las aplicaciones que están permitidas para uso, controlar el tiempo de uso del dispositivo y configurar una hora para suspender su uso.

La aplicación permite ubicar el dispositivo, de forma tal que siempre y cuando el menor tenga el teléfono consigo, los padres podrán georreferenciar su ubicación. Family Link también entrega sugerencias de aplicaciones que recomiendan docentes para fomentar la creatividad en los menores.

Entre otras opciones, los padres de familia podrán bloquear de manera remota el dispositivo de sus hijos por ejemplo cuando consideren necesario que el menor se enfoque en el estudio o sea hora de dormir. También podrán bloquear la descarga de determinadas aplicaciones y recibir informes de la actividad del menor con datos como cuánto tiempo gastan los menores en una aplicación determinada.

Google anunció la disponibilidad de la herramienta, pero aclaró que no se trata de un filtro que convierte aplicaciones de adultos seguras para menores.

"Cuando se toma la decisión de darle a tu hijo su propio dispositivo, Family Link puede servir como una herramienta para mantenerse al tanto sobre su actividad mientras los menores comienzan a explorar", dijo la empresa.

Sobre ese aspecto, la compañía insistió en que son los padres quienes tienen la potestad de elegir qué tipo de aplicaciones permiten o no.

¿Cómo utilizarla?

La aplicación funcionará con dispositivos Android con la versión 7.0 (Nougat) o versiones posteriores. Los padres que quieran monitorear la actividad podrán hacerlo con dispositivos que cuenten con el sistema operativo Android 4.4 (Kit Kat).  La aplicación es compatible también con teléfonos iPhone que tengan sistema operativo iOS 9 o versiones superiores.

1. Después de descargar la aplicación en la tienda de Google en los dispositivos de los menores, debe accederse con la cuenta del niño. En caso de que el menor no tenga una cuenta, los padres podrán crear una para menores de 13 años en adelante.

2. Luego el adulto debe descargar la aplicación en su dispositivo y vincular la cuenta del menor a su cuenta personal. El proceso de vinculación y configuración puede tomar unos 15 minutos según la compañía.

3. Explorando las configuraciones los padres podrán establecer los informes de actividad, los bloqueos remotos y la suspensión de los dispositivos después de determinada hora, entre otras funcionalidades. Algunas configuraciones funcionan desde el navegador web. 


💬Ver 0 comentarios