(semisquare-x3)
Este tipo de tecnología podría ser aplicada en una gran variedad de sectores (Science Robotics).

Poco a poco los avances en el campo de la robótica logran funciones que antes eran propias del ser humano, y uno de ellos es un guante electrónico desarrollado por un grupo de ingenieros de Stanford.

Y es que este dispositivo posee unos sensores que le darían a las manos robóticas un sentido del tacto, lo suficientemente sensible como para manipular objetos delicados como una uva o un huevo sin aplastarlos, tal como lo haría una persona.

Zhenan Bao, uno de los creadores del proyecto, señaló que “esta tecnología nos pone en camino algún día para que los robots tengan el tipo de capacidades de detección que se encuentran en la piel humana”.

En un artículo publicado recientemente en ScienceRobotics, Bao y su equipo demostraron que los sensores trabajan lo suficientemente bien, permitiendo a la mano robótica tocar una frambuesa sin aplastarla.

Para ello, los científicos crearon los sensores con tres capas flexibles, que consisten en secciones superior e inferior eléctricamente activas, complementadas por un aislante en el centro.

Después colocaron estos sensores en un guante de goma creando unos dedos robóticos, los cuales funcionan al apretar los electrodos de las capas superiores, aumentando así la energía almacenada.

Este tipo de tecnología podría ser aplicada en una gran variedad de sectores, desde manos robóticas que ayuden en el campo de la medicina, hasta máquinas capaces de manejar objetos o alimentos sensibles en las fábricas.

Sin embargo, para Bao la última meta es la de desarrollar un guante que automáticamente defina la fuerza exacta para tomar un objeto con seguridad sin tener que hacer un programa previamente.

“Podemos programar un robot para tocar delicadamente una frambuesa sin destruirla, pero estamos lejos de ser capaces de tocar y detectar a la zarzamora y hacer que el robot la tome y la levante”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios