(semisquare-x3)
El vídeo omnipresente será una de las principales tendencias del año y entre esas oportunidades figura la adopción de tecnología para reconocer tablillas de auto, con un crecimiento en las ventas de cámaras inteligentes de 16.4% anual. (Shutterstock)

Aunque ya es un hecho que ningún negocio individual y ninguna industria puede considerarse desconectada del mundo digital, este año 2019 marcará un aumento en la integración y dependencia de tecnologías avanzadas para la ejecución de hasta las más cotidianas gestiones personales y de negocio.

En pocas palabras, la interconexión -no solo de equipos, sino de humanos con dispositivos- se profundiza este año, sin que los usuarios individuales necesariamente sepan que están adoptando inteligencia artificial (AI, en inglés) o internet de las cosas (Internet of Things, o IoT).

Así se desprende de estudios de tendencias tecnológicas para 2019, divulgados por firmas globales de inteligencia de mercado y que Negocios examinó.

“La adopción de IoT está sucediendo en múltiples industrias, gobiernos y en las vidas cotidianas de los consumidores. Cada vez más, observamos cómo los datos que generan los dispositivos conectados ayudan a los negocios a operar con mayor eficiencia, ganar visibilidad sobre sus procesos de negocio y tomar decisiones en tiempo real”, planteó, por ejemplo, Carrie MacGillivray, vicepresidenta de IoT y Movilidad de la firma global de inteligencia de mercado International Data Corporation (IDC).

IDC estimó que en 2019 la inversión en dispositivos y servicios atados al IoT alcanzará los $745,000 millones. Este gasto provendrá mayoritariamente de aplicaciones industriales, y en segundo lugar, de consumo.

Dentro del análisis de IDC, los casos de estudio que reflejaron mayor potencial para producir avances rápidos y concretos, gracias a la adopción de IoT, fueron: automatización de tareas en aeropuertos, recargas de vehículos eléctricos, monitoreo de cultivos, telemetría para uso en hospitales y cuidado de pacientes, y mercado contextualizado para propiciar las compras en tiendas físicas.

“El nuevo capítulo de IoT apenas comienza a medida que vemos un movimiento de digitalizar lo físico a automatizar y aumentar la experiencia humana con un mundo conectado”, elaboró MacGillivray. En cuanto a los consumidores, esta predicción implica que “el acceso a datos está cambiando cómo se informan sobre el estado de sus domicilios, vehículos y familiares, así como de su propia salud y condición física”, especificó.

Adopción sin saberlo

En esta tendencia, el usuario tendrá cada vez más herramientas y capacidad en dispositivos que ya considera de uso ordinario, como las bocinas inteligentes, su refrigerador, su vehículo, los asistentes digitales activados por voz, los monitores vestibles como Fitbit y los relojes inteligentes como el Apple Watch.

Y cada uno, aunque se presentan al consumidor como objetos que enriquecen la vida diaria por su uso conveniente, “también estáncreando masivas oportunidades de ingresos para negocios pequeños y grandes”, destacó, a su vez, el reporte de tendencias de la empresa de análisis de mercado IHS Markit. Esto incluye potencial de ganancias tanto para el desarrollador de software individual como para la gran empresa que fabrica los equipos.

De forma complementaria, los servicios atados a IoT –que incluyen instalación– se elevarán a $258,000 millones, con una tasa de crecimiento compuesto anual que IDC estimó en 14.2%. Entretanto, el gasto de equipos físicos deberá rondar los $250,000 millones más $200,000 millones en compras de módulos y sensores.

A su vez, el gasto en desarrollo de software para IoT se estimó en $154,000 millones, cifra que reflejaría un crecimiento anual compuesto de 16.6%.

Los países donde se prevé mayor volumen de inversión en IoT son Estados Unidos ($194 mil millones) y China ($182 mil millones). Pero los países con mayor impulso para crecer en este segmentos están en el mercado latinoamericano, con México (28.3% de crecimiento), Colombia (24.9%) y Chile (23.3%).

Vídeos por doquier

Por otro lado, según el reporte de IHS Markit, el vídeo omnipresente será una de las principales tendencias del año, con diez oportunidades de alto crecimiento. Entre estas, la firma destacó la creciente adopción de tecnología para reconocer tablillas de auto, con un crecimiento en las ventas de cámaras inteligentes de 16.4% anual.

El mercado de cámaras de seguridad para el hogar sobrepasó $1,000 millones en 2018 y se espera que continúe creciendo este año, así como las cámaras para drones profesionales. Otra oportunidad está en el gasto del consumidor en contenido y aplicaciones de realidad aumentada y realidad virtual (AR/VR), que se espera exceda los $7,000 millones en 2019.

Por fin el 5G

Este año debe marcar, por fin, el despliegue de redes 5G, con dispositivos compatibles que puedan sacar provecho de las nuevas velocidades, más allá de las pruebas de campo que se comenzaron en 2018.

Las proveedoras AT&T, que también opera en Puerto Rico, y Verizon basan su red de nueva generación en tecnología de onda milimétrica (mmWave, en inglés).

Entretanto, T-Mobile basa la suya en la utilización del espectro de baja frecuencia que adquirió previamente.

Según Digital Trends, esta decisión permitiría contar con una red con una menor velocidad teórica que las ya mencionadas, pero más confiable, porque a diferencia de mmWave, no requiere una línea sin obstrucciones entre el receptor y el transmisor. Esta condición es difícil de conseguir en entornos urbanos o de topografía variada.

Además, si la propuesta fusión con Sprint pasara los cedazos regulatorios, el junte de fuerzas y activos probablemente crearía la primera red 5G con alcance en todo Estados Unidos, agregó la misma fuente especializada.

En cuanto a esta predicción para el mercado de Estados Unidos, Puerto Rico parece estar bastante a la par, toda vez que las proveedoras Claro, AT&T y T-Mobile ya han adelantado que 2019 marcará el año de las pruebas y el despliegue 5G, aunque sin revelar tiempos de entrega.

De la mano el IoT

Esta cercanía de una 5G funcional es uno de los factores que IDC toma en cuenta para pronosticar tanta inversión en IoT para 2019. En gran medida, esto responde a que la red de nueva generación se espera que acorte la latencia -ese tiempo entre transmisión y recepción- de 30 milisegundos a solo 1 milisegundo. Con una red estable y virtualmente instantánea se viabilizan automatizaciones de procesos y tareas que hasta ahora son muy difíciles de ejecutar en ambientes en los que las aplicaciones en la nube se utilizan en alguna medida.

“Contrario al Wifi, una red 5G privada puede construirse para priorizar ciertas transmisiones de datos sobre otras. En la práctica, esto significa que compañías de manufactura y de servicios básicos pueden finalmente tomar ventaja del IoT y comenzar a automatizar más procesos esenciales mediante el uso de robots. Eso también apunta a un masivo mercado emergente para todos los componentes, dispositivos y servicios de consultoría que muy pronto se requerirán”, auguró Amy Webb, profesora de Planificación Estratégica en la Stern School of Business de New York University, en sus predicciones publicadas recientemente en la revista Barron’s.

A su vez, según IHS Markit, esta latencia casi inexistente -junto con las mejoras en equipos- desatarán “una nueva generación de ‘gaming’ en la nube”, en la que más compañías de entretenimiento y anunciantes buscarán oportunidades para sacar provecho de la lucrativa cadena de valor agregado que genera la industria de los videojuegos.

Lo que viene en pagos

Las tarjetas con chip, tecnología conocida como EMV por las siglas de sus desarrolladores iniciales, Europay, Mastercard y Visa, siguen encaminadas a ser el estándar global, pero en la medida que se acerca el plazo de octubre de 2020 para que las bombas de gasolina cuenten con esta tecnología -se espera que se aceleren las actualizaciones en estos equipos que, según la firma Worldnet TPS, cuestan de $6,000 a $10,000 por cada unidad.

Y, justo cuando los usuarios de tarjetas y los empleados de tiendas y restaurantes se han acostumbrado a que muchas tarjetas hay que insertarlas en el terminal porque tienen chip, los gigantes Visa y Mastercard buscan impulsar la adopción de pagos sin contacto con el terminal (“contactless”), que emula la experiencia de pagar con billeteras digitales como Apple Pay, Samsung Pay, Google Pay y Masterpass.

Visa predice que emitirá 100 millones de tarjetas con capacidad “contactless” tan solo en Estados Unidos durante este año, para sumarse a la tendencia ampliamente adoptada en Asia y Europa.

Mientras, Mastercard se impuso el plazo de que para abril de este año todas lastarjetas nuevas que emita en Oriente Medio, África, Europa, Latinoamérica y el Pacífico asiático contarán con tecnología de chip y sin contacto. Esto es parte de su meta para que tanto a nivel de tarjeta como de terminal esta tecnología sea el estándar global para 2023.


💬Ver 0 comentarios