(semisquare-x3)
Los especialistas están trabajando con estadísticas sobre sus alcances. (Instagram/@comunicatistampanet).

En la actualidad, la tecnología se ha convertido en una gran herramienta para predecir fenómenos naturales, por lo que ahora científicos vinculados a Google y la Universidad de Harvard publicaron un estudio en el que proponen utilizar la inteligencia artificial para identificar dónde y cuándo tendrán lugar las réplicas de un terremoto.

Esta herramienta podría ser de gran ayuda en la prevención de desastres, y aunque aún no es posible pronosticar un terremoto a ciencia cierta, los especialistas están trabajando con estadísticas sobre sus alcances. 

Phoebe DeVries, investigadora postdoctoral del departamento de Astronomía en Harvard, señaló en el Blog oficial de Google que, por lo regular, los sismos vienen acompañados de cientos o miles de réplicas, las cuales se producen por el mismo mecanismo "en las mismas fallas geológicas y bajo las mismas condiciones que los terremotos".

“Hemos colaborado con los expertos en machine learning de Google para ver si podríamos aplicar aprendizaje profundo para determinar dónde podrían producirse las réplicas… A partir de estos datos, aplicamos una red neuronal para analizar la relación entre los cambios de estrés estático causados por las ubicaciones del temblor inicial y las réplicas. El resultado final fue un modelo notablemente mejorado de predicción de las ubicaciones de las réplicas, que un día podría ayudar a desplegar servicios de emergencias y evacuar zonas en riesgo de réplica. Aunque este sistema aún es impreciso, supone un avance enorme con respecto a las técnicas clásicas”, agregó.

De acuerdo con un artículo publicado por Nature “es razonable suponer que la comprensiónde las interacciones entre el terremoto más grande y su secuencia puede arrojar conclusiones interesantes”. 

Este modelo permite comprender de mejor manera la causa que origina no sólo las réplicas, sino los terremotos principales.

Esta aplicación de redes neuronales de inteligencia artificial arrojó datos que pueden provocar un temblor y permite comprender mucho mejor los datos disponibles sobre terremotos para que sean lo menos destructivos posible. 

“Esto abre nuevas posibilidades a teorías físicas que nos permitan comprender mejor este fenómeno de la naturaleza”, concluyó DeVries.


💬Ver 0 comentarios