Sin importar desde qué dispositivos sea la conexión, el uso de una red pública siempre representa un riesgo (Shutterstock).

La compañía de seguridad informática ESET, que en varias ocasiones ha detectado diversos malware que podrían afectar dispositivos electrónicos como celulares y computadoras, realizó un análisis en el que describe varias de las amenazas que pueden encontrarse detrás de las redes Wifi públicas.

“Si tan solo nos detuviéramos unos minutos para pensar en qué tan seguras son las conexiones públicas, rápidamente encontraríamos varios motivos para dar una respuesta negativa a su acceso”, advirtió Camilo Gutierrez, Jefe del Laboratorio de ESET Latinoamérica.

“Si al visitar un lugar público no dejamos nuestras pertenencias en cualquier sitio, porque conocemos los riesgos de hacerlo, ¿por qué lo haríamos con la información almacenada en nuestros dispositivos?”, agregó.

Es así como la compañía señala que, al conectarse a este tipo de redes, el usuario puede ser alcanzado por lo que se conoce como un ataque Man in the middle (Hombre en el medio), que consiste en una maniobra en la que un intermediario entre el usuario y el sitio que quiere visitar, logra interceptar los datos "mientras viajan".

Según ESET, son ataques "altamente efectivos y muy difíciles de detectar, dado que la información es interceptada sin que sean percibidos". Asimismo, una red poco segura también puede dejar los datos del usuario demasiado expuestos sin necesidad de que haya un intermediario, dando lugar a que extraños puedan acceder a archivos personales o contraseñas.

Otro de los riesgos más comunes se da a través de las transacciones en línea, ya que, según los especialistas, son muchos los usuarios que siguen realizando compras y transferencias ingresando a Homebanking conectados a la red Wifi de algún café, hotel o aeropuerto.

Sin importar desde qué dispositivos sea la conexión, el uso de una red pública siempre representa un riesgo para realizar cualquier acción que involucre algún dato privado, porque no se tiene conocimiento si alguien está interceptando el tráfico.

Finalmente, la otra amenaza enlistada por Eset, son los falsos puntos de acceso que se presentan como redes sin clave, pues en ocasiones una red pública puede ser clonada y al conectarse todos los paquetes de conexión que entren y salgan, pasarán por el equipo atacante, quien podrá ver y modificar todo a voluntad.

Es por ello que la compañía hace una serie de recomendaciones para evitar el robo de datos en una red Wifi pública, como instalar antivirus en todos los dispositivos, incluso en teléfonos móviles; nunca realizar transacciones en línea desde redes públicas, y preferir siempre los sitios que utilicen el protocolo HTTPS en lugar de solo HTTP, lo que garantiza una transmisión cifrada de los datos entre el usuario y el sitio.


💬Ver 0 comentarios