Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

WhatsApp (horizontal-x3)
La aplicación de mensajería WhatsApp, propiedad de Facebook, planea tomar acciones para identificar los contenidos falsos en la plataforma. (EFE)

Un grupo de entre 50 y 60 aldeanos atacó a dos hombres la semana pasada en el distrito indio de Balaghat, después de la circulación de un texto a través de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp. El motivo del linchamiento era la sospecha de que los hombres iban a asesinar gente y vender partes de sus cuerpos.

El mensaje, escrito en hindi, indicaba que 500 personas disfrazadas de mendigos recorrían la zona para poder matar personas y “cosechar” sus órganos. El mensaje instaba a los destinatarios a reenviarlo a amigos y familiares. Según declaraciones de la policía local, el mensaje fue falso.

Los agentes de policía se unieron a varios grupos locales de WhatsApp y encontraron a tres hombres que enviaban el mensaje. Según dijo Jayadevan A, el jefe de policía del distrito de Balaghat, los sujetos fueron arrestados.

El incidente ocurre semanas después de otro mensaje promoviera el linchamiento de otro hombre. El texto de WhatsApp, que indicaba que 400 traficantes de niños llegaban al centro de tecnología del sur de la India de Bengaluru, llevó a una multitud frenética a linchar a un hombre de 26 años, trabajador de una construcción migrante de otro estado indio, bajo sospechas de que era un secuestrador. Fue atacado mientras caminaba.

En lo que va del año, los falsos mensajes sobre secuestradores de niños en WhatsApp, empresa propiedad de Facebook, han ayudado a provocar palizas masivas a más de una docena de personas en la India, al menos tres de las cuales murieron.

India, con más de 200 millones de usuarios, es el mayor mercado de WhatsApp en el mundo. El país cuenta con más de mil millones de suscriptores de teléfono con acceso a datos móviles a bajo costo.

En ese contexto, las noticias falsas y los vídeos que circulan en la aplicación de mensajería pueden convertirse instantáneamente en virales, creando una histeria colectiva y agitando las tensiones comunitarias.

La situación podría convertirse en un nuevo dolor de cabeza para el gigante de redes sociales Facebook, que ya lidia con un escándalo de privacidad.

Por su parte, WhatsApp dijo que está al tanto de los incidentes en India. En un comunicado dijo: "Tristemente, algunas personas también usan WhatsApp para diseminar información errónea dañina".

Aunque la compañía no está planeando ningún cambio en su encriptación, lo que asegura que los mensajes no sean leídos por nadie, excepto el remitente y el destinatario, si estaría considerando cambios en el servicio, como una prueba beta pública en la que se está etiquetando cualquier mensaje reenviado.

"Estamos intensificando nuestros esfuerzos de educación para que las personas conozcan nuestras características de seguridad y sepan cómo detectar noticias y engaños falsos", aseguró en el comunicado.


💬Ver 0 comentarios