Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
“Debido a las nuevas políticas de gobierno implementadas en Puerto Rico, hemos tomado la difícil decisión de no ofrecer más el servicio", indicó la empresa. (GFR MEDIA)

PayPal confirmó esta tarde a El Nuevo Día que la decisión de eliminar a Puerto Rico del servicio de transferencia de dinero persona a persona, en efecto, responde a la implementación de la ley local que regula los servicios monetarios, que tienen que ver con el intercambio de dinero.

Bajo esta ley, los servicios de envío de dinero, en este caso PayPal, deberán pagar un 2% del monto total de cada transacción realizada.

La empresa, a través de una comunicación por escrito, indicó que su misión es ofrecerles a los consumidores en todo el mundo una manera económica, conveniente y segura de manejar su dinero, pero debido a la legislación radicada en el Proyecto de la Cámara 2191, que se aplicó en diciembre pasado a través de la Ley 136-2014, la empresa modificó sus reglas operacionales en Puerto Rico. 

“Debido a las nuevas políticas de gobierno implementadas en Puerto Rico, hemos tomado la difícil decisión de no ofrecer más el servicio de pago digital persona a persona a los consumidores puertorriqueños a partir del primero de noviembre”, sostuvo la compañía.

PayPal aclaró que, a partir de noviembre, los clientes de Puerto Rico no podrán enviarle a dinero a sus amigos ni a sus familiares, ya sea en Puerto Rico o en el extranjero, a través de los servicios de PayPal o de Venmo. Esto incluye   servicios de facturación, pagos masivos y recepción de pagos.  Sin embargo, aclaró que los clientes sí podrán continuar utilizando ambas plataformas para pagar por bienes o servicios y para recibir pagos comerciales en línea a través de sitios web y aplicaciones.

“Lamentamos cualquier inconveniente que esta situación pudiera causarle a nuestros valiosos consumidores en Puerto Rico”, detalló.


💬Ver 0 comentarios