El multimillonario habría muerto en Seattle a los 65 años por complicaciones de un linfoma no Hodgkin, según confirmó su compañía Vulcan en un comunicado.

Paul Allen, cofundador de Microsoft, falleció a los 65 años. Vulcan Inc., empresa propiedad de Allen, informó en un comunicado que el deceso ocurrió este lunes.

A comienzos de este mes, Allen reveló que el cáncer del que se le atendió en 2009, había regresado. Se trataba de un linfoma distinto al relacionado con la enfermedad de Hodkin.

Allen, ferviente aficionado a los deportes, era dueño de los Trail Blazers de Portland en la NBA y de los Seahawks de Seattle en la NFL.

En 1975, Allen y Bill Gates fundaron Microsoft Corp., cuyo despegue llegó en 1980, cuando IBM Corp. decidió incursionar en la fabricación de computadoras personales. IBM solicitó a Microsoft que le suministrara el sistema operativo.

La decisión catapultó a Microsoft al trono de la industria tecnológica, y los dos empresarios originarios de Seattle se convirtieron en multimillonarios. Ambos se dedicaron después a labores filantrópicas.

Después de dejar Microsoft, Allen se convirtió en un inversionista a través de su compañía Vulcan, comprando en un conjunto diverso de compañías y mercados.

El portafolio actual de Vulcan abarca desde el Museo de la Cultura Pop en Seattle hasta un grupo centrado en el uso del aprendizaje automático para la preservación del clima, hasta Stratolaunch, que está creando un avión espacial. 

En el transcurso de varias décadas, Allen donó más de $2,000 millones a una amplia variedad de causas, desde la revitalización de los océanos hasta la ayuda a la gente sin techo y el impulso de la investigación científica.


💬Ver 0 comentarios