(horizontal-x3)
La compañía Kaspersky, solicitó información para iniciar una investigación propia lo antes posible. (AP)

El controvertido espionaje que sufrió la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA), a manos de hackers que presuntamente trabajan para el gobierno ruso, se pudo dar gracias a la ayuda del antivirus de la compañía Kaspersky.

Así lo reveló el diario Wall Street Journal, al señalar que “por años, oficiales de Seguridad Nacional de EE.UU., han sospechado que Kaspersky Lab, la cual fue fundada por un científico computacional, entrenado en una escuela técnica avalada por la KGB rusa, es un representante del gobierno ruso”.

Quizá, esta es la razón por la que el gobierno estadounidense prohibió el uso del antivirus de la compañía en todas las computadoras de la administración.

Cabe recordar que el ciberataque ocurrió en el 2015, después de que un contratista de la NSA extrajo material clasificado de la agencia y la almacenó en su computadora personal. De esta manera, los hackers pudieron robar la información gracias a que el antivirus identificó los archivos confidenciales en dicho equipo.

Por su parte, el diario The New York Times reveló que fue una agencia de inteligencia israelí, la que descubrió cómo hackers del gobierno ruso penetraron redes informáticas para acceder a documentos clasificados de la NSA.

Los agentes israelíes accedieron al sistema de Kaspersky, y observaron cómo los agentes rusos, por su parte, usaban las herramientas de esa compañía para espiar al mismo tiempo a Estados Unidos.

“Fue un caso de espías observando a espías, observando a espías”, resumió The New York Times.

Los oficiales israelíes que penetraron en el sistema de Kaspersky, alertaron a los Estados Unidos acerca de la intrusión rusa, lo que llevó a la decisión de ordenar que ese software de antivirus fuera retirado de las computadoras del gobierno.

Hasta el momento, ni la NSA ni la Casa Blanca han realizado declaraciones al respecto. En cambio, la compañía Kaspersky emitió un comunicado en el que dijo estar preocupada por las implicaciones del artículo del Wall Street Journal.

Asimismo, expresó su voluntad de trabajar junto con las autoridades de EE.UU., con el fin de resolver las inquietudes de las agencias estadounidenses sobre sus productos, y solicitó información para iniciar una investigación propia lo antes posible.


💬Ver 0 comentarios