Apple presenta una gran cantidad de solicitudes de patente, pero no es una garantía de que las ideas se convertirán en productos comerciales. (semisquare-x3)
Apple presenta una gran cantidad de solicitudes de patente, pero no es una garantía de que las ideas se convertirán en productos comerciales. (Fuente / Apple)

De acuerdo con la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO) la empresa fabricante del iPhone, Apple, presentó una patente tecnológica donde tu smartphone podría ser utilizado como una prueba de identidad. Se llama "Importación de documentos en un elemento seguro".

El dispositivo electrónico descrito tiene una radio de corto alcance, a saber, RFID o NFC, y un elemento seguro para almacenar datos, así como la capacidad de procesarlos. Mediante el uso de RFID, el dispositivo adquiere una "parte de la información de credenciales" de un documento de identificación emitido por una autoridad, como una licencia de conducir o una tarjeta de membresía.

En futuros desafíos de identificación, la autoridad le pedirá las credenciales al dispositivo, lo que hará que este realice una verificación de autenticación con el usuario. Si bien esto podría ser tan simple como ingresar una contraseña, también hay una versión que usa seguridad biométrica para la autenticación basada en el dispositivo.

La solicitud de patente también cita el creciente uso de e-Passports, que incluye un chip que almacena una variedad de datos sobre un usuario, incluyendo su nombre y fecha de nacimiento, que pueden ser utilizados por los funcionarios de aduanas para determinar quién es el usuario. Apple sugiere que el sistema descrito podría entregar un número de pasaporte u otros datos similares, para realizar el mismo control.

Si bien en la mayoría de los casos la solicitud de patente sugiere el uso de hardware aún no producido, en este caso los componentes ya están en su lugar, en forma de iPhone. Ya tiene comunicaciones basadas en radio con NFC, un enclave seguro cifrado que contiene datos de huellas dactilares y mapas faciales para Touch ID y Face ID, respectivamente, así como sistemas de autenticación basados en biometría.

Tal sistema podría usarseen compañías privadas, por ejemplo, para autenticar a los empleados que ingresan a una instalación, pero si bien la sugerencia para el número de pasaporte es verosímil, la legislación se convierte en el obstáculo.

Como los viajeros deben llevar consigo su pasaporte mientras se desplazan a través de las fronteras de un país, los usuarios aún necesitarían llevar el documento consigo, incluso si este estilo de sistema estuviera habilitado. 

Para que funcione sin llevar el pasaporte, Apple necesitaría el respaldo de los países a ambos lados de la frontera para permitir que un iPhone se convierta en un pasaporte de reemplazo.

Apple presenta una gran cantidad de solicitudes de patente a la USPTO todas las semanas, pero no es una garantía de que las ideas enviadas se convertirán en productos comerciales. Incluso si la mayoría de los componentes necesarios para que funcione ya están en su lugar.


💬Ver 0 comentarios