Un estudio revela que las redes sociales son más adictivas que el cigarro y el alcohol (semisquare-x3)
Las tasas de ansiedad y depresión en jóvenes han aumentado 70% en los últimos 25 años. (AP)

En la actualidad, las redes sociales se han convertido en parte de nuestra vida cotidiana, incluso llegan a ocupar un papel preponderante para algunas personas que no pueden vivir sin ellas.

Es por ello que un reciente estudio reveló que son más adictivas que el cigarro y el alcohol, además de tener un profundo impacto en nuestra salud, principalmente en la parte mental. 

La forma en que ahora nos conectamos como personas casi siempre está ligada a plataformas como Facebook, Twitter, Instagram Snapchat, YouTube y otras redes que han revolucionado la convivencia humana, a tal grado que algunas de ellas, al ser usadas de manera excesiva, pueden generar trastornos de ansiedad y hasta depresión, convirtiéndose incluso en una fuerte adicción.

La Royal Society of Public Health (RSPH) publicó un estudio titulado Status of mind, en el que reveló que la principal afectación de estas redes sociales, a las que también catalogó como grandes oportunidades para aprender, innovar y ser creativo, es perder el contacto con la realidad. 

Fue a principios de 2017 que la RSPH realizó una encuesta a 1,479 usuarios que oscilaban entre los 14 y 24 años de edad, que consistió en preguntarles sobre las plataformas más populares, con el objetivo de descubrir qué repercusiones tenían en su salud y bienestar. 

La investigación arrojó datos sorprendentes y uno de ellos fue que el 91% de los jóvenes de entre 16 y 24 años utilizan internet exclusivamente para navegar en redes sociales, y que el uso de estas plataformas está vinculado a mayores tasas de ansiedad, depresión y falta de sueño, algo preocupante si se toma en cuenta que el mismo estudio señala que este periodo de la vida es crucial para el desarrollo emocional y psicosocial de la persona.

Fue amediados de la década de los 2000 que las redes sociales se hicieron masivas y convirtieron el internet en una nueva forma de comunicarse y compartir información. Sin embargo, las tasas de ansiedad y depresión en jóvenes han aumentado 70% en los últimos 25 años, además el acoso en línea es un problema que aumenta, y del que 7 de cada 10 jóvenes han sido víctima.


💬Ver 0 comentarios