Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Se estima que tan solo en nuestra galaxia, la Vía Láctea, hay 200 mil millones de planetas. (ALMA ESO/NAOJ/NRAO)

El Laboratorio de Habitabilidad Planetaria (LHP) de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo (UPRA), la Universidad de Rice, en Texas, y el Observatorio de Arecibo colaboran en el estudio de las interacciones de las estrellas con los mundos potencialmente habitables.

Hasta el momento se ha identificado “un máximo de 30 mundos potencialmente habitables entre los casi 2,000 mil planetas conocidos y confirmados alrededor de otras estrellas (exoplanetas). Entendemos que estos mundos pueden tener el tamaño y la distancia a su estrella para mantener agua líquida en su superficie, pero muy poco más se sabe”, informó el LHP.

Se estima que tan solo en nuestra galaxia, la Vía Láctea, hay 200 mil millones (200,000,000,000) de planetas.

Los mundos potencialmente habitables, que son los exoplanetas similares a la Tierra,  podrían ser áridos y no aptos para la vida, dependiendo de la evolución con su estrella. Es por eso que es necesario entender las interacciones a largo plazo entre los planetas y sus estrellas para reconocer y caracterizar mundos habitables, explicó el LHP.

El Sol produce la energía necesaria para mantener un ambiente templado y sostener la vida en la Tierra. También emite energía dañina que nos podría despojar de la atmósfera o dañar la vida a nivel celular, pero el campo magnético de la Tierra nos da una cierta protección contra los efectos dañinos de nuestra estrella.

Los científicos estudian y monitorean cómo el Sol y la Tierra interactúan, manteniendo un ambiente habitable en todo el globo. Sin embargo, muchas estrellas son mucho más activas que el Sol o los planetas adecuados para mantener vida pudieran carecer de la protección de un campo magnético, lo que limita su potencial para la vida, señaló el LHP.

El estudio en el que colaboran varias instituciones pretende modelar las interacciones magnéticas de las estrellas y planetas, utilizando las interacciones del Sol con la Tierra, Saturno y Júpiter como puntos de calibración. Tales modelos pueden ayudar no sólo para comprender mejor la diversidad de mundos habitables en el universo, sino también para crear nuevas estrategias para su búsqueda y detección.

El LHP contribuirá en este estudio con su experiencia en exoplanetas habitables, creando visualizaciones educativas y ofreciendo una academia de astronomía en verano. La academia se llevará a cabo en el Laboratorio de Multiusos de Ciencias Integradas (ISMuL) de la UPR de Arecibo y el Observatorio de Arecibo.

Este estudio de cinco años, Modelando las Interacciones Magnéticas entre Estrellas y Planetas, está liderado por miembros del Laboratorio de Plasmas Espaciales y Astrofísicos del Instituto Espacial Rice y es financiado por una subvención de la NSF INSPIRE.

Un promedio de mil investigadores y estudiantes de diversos campos de las ciencias en el mundo consultan diariamente los catálogos del LHP. El 99% de las consultas se originan fuera de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios