A pesar de la evolución de las comunicaciones el radioaficionismo continúa siendo una opción como pasatiempo según sus practicantes, y lejos de sucumbir ante adelantos como Internet y las computadoras, ha logrado subsistir por el elemento de servicio público que representa.

Es por eso que hoy y mañana radioaficionados de Puerto Rico se unirán al evento anual que se celebra también en otros países como Estados Unidos y Canadá, denominado el Field Day de la American Radio Relay League (ARRL).

Clubes y grupos de radioaficionados montarán estaciones de radio portátiles en sitios públicos, independientemente de la infraestructura. La idea es ofrecer demostraciones y orientación a la gente que se interese por este pasatiempo, pero a la misma vez dar a conocer los servicios voluntarios que realizan los aficionados en casos de emergencias y desastres naturales

“Hay quienes quieren comunicarse con sus amigos, otros que quieren hacer contacto con gente de otros países, pero también está el elemento de experimentación”, dijo Ángel Santana, miembro de la ARRL, sección de Puerto Rico, para mencionar algunos de los elementos que siguen siendo un atractivo de este hobby.

“En la experimentación, por ejemplo, crear un intranet entre varias personas. Yo he hecho antenas de alambre y con eso me comunico hasta Hawai”.

En el caso de Puerto Rico, serán 13 las estaciones de aficionados que se activarán entre hoy y mañana para el evento que arranca a las 2:00 p.m.

Estarán ubicadas en distintos puntos de la Isla, a saber: en las oficinas de Manejo de Emergencias de Cataño, San Juan, Dorado, Fajardo y San Germán.

También en la cancha del barrio Mariana en Yabucoa, en la pista municipal de Corozal, en el salón del Centro de Envejecientes en el barrio Palmer de Río Grande, en la casa club del Caribbean Amateur Radio Group detrás del coliseo Pancho Deida de Hatillo, en la cancha bajo techo Dámaso Rosa en Luquillo, y en el Cuerpo de Voluntarios Radioaficionados en la playa de Salinas, sector Los Ochenta.