Aunque ha logrado su fama, en gran parte, por su buena figura, Kim Kardashian parece estar orgullosa y feliz con su nueva barriga.

La socialité, quien espera un hijo del cantante Kanye West, mostró ayer su vientre en una fotografía que publicó en la red social Instagram en la que aparece junto a su hermana, Khloe.

“Pues, hola. #explotódelanada” escribió en inglés en el calce de la imagen.

Aunque todavía es pequeña, pues apenas tiene cuatro meses de embarazo, se puede notar la diferencia en el cuerpo de la estrella de televisión.

El pasado 30 de diciembre, Kanye West anunció que sería padre durante un concierto en Atlantic City