Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR) presentó ayer 10 tácticas para reenergizar la economía de Puerto Rico, que le presentaron a los seis partidos políticos con la petición de que las endosen y se comprometan a implementarlas. La organización proyectó que las propuestas tienen el potencial de crear 104,000 empleos y pueden entrar en vigor en un periodo de tres a 24 meses y sin inversión gubernamental.

Waleska Rivera, presidenta de la AIPR, puntualizó que las recomendaciones parten del punto de vista de que la manufactura tiene un rol protagónico en la economía de Puerto Rico y la AIPR existe para proteger y aumentar el valor que ese sector aporta.

“Solicitamos acción al Gobierno en estas diez tácticas, apoyando el desarrollo económico de Puerto Rico fundamentado en la manufactura”, expresó la también presidenta de la empresa de capital local Danosa Caribbean.

Los industriales se reunieron con los candidatos de los seis partidos políticos para entregarles el plan, y les dieron tres semanas para que indicaran cuáles endosarán en sus programas de gobierno.

Las propuestas se enfocan en tres objetivos principales: bajar los costos de operar en Puerto Rico, atraer inversión y facilitar el acceso a capital a menor costo y promover actividad económica. Y están clasificadas según el tipo de intervención que necesitan, ya sea que haga falta acelerar, comenzar o legislar para poder llevarlas a cabo.

“Estamos tratando de ser puntuales y tácticos porque el país no puede esperar más, necesitamos acción pronto”, destacó Rivera, e hizo hincapié en que las propuestas se pueden implementar en un periodo de tres a 24 meses para crear impulso inmediato.

1. Bajar la luz y transformar la AEE

La AIPR respaldó la utilización de gas natural como un combustible de transición hacia las fuentes de energía renovable. Proponen suplir el gas mediante barcaza “u otro medio aceptable”, mejorar la eficiencia de las generatrices sustituyendo las unidades y estableciendo un programa de mantenimiento preventivo. La meta debe ser bajar el kilovatio/hora hasta un precio promedio de 14 a 16 centavos a corto plazo. También vislumbra la creación de una Junta Reguladora Independiente y la reestructuración de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para hacerla más flexible y ágil.

De crearse una industria basada en la energía renovable, la proyección de empleos nuevos es de 15,000 a 20,000.

2. Aprobación de la 933A

La propuesta contempla cabildear para que la reforma contributiva de Estados Unidos incluya el lenguaje contenido en la sección 933A, que le permitiría a las empresas de ese país con operaciones en en Puerto Rico elegir que se les trate como corporaciones domésticas. Aparte de beneficiar a compañías ya establecidas en la Isla, la iniciativa podría atraer empresas pequeñas y medianas que pagan dividendos. El estimado de creación de empleos de la propuesta es de 20,000 plazas.

3. Fomentar el empresarismo y el consumo local

La estrategia iría dirigida a facilitar el establecimiento de negocios en Puerto Rico, a la vez que se fomentan las compras de productos y servicios del país, empezando por el Gobierno. Propone una meta de entre 15% a 30% para las agencias públicas. También resalta el potencial de exportación, y reclama la creación de una marca de Puerto Rico y un plan promocional. Esta iniciativa tiene el potencial de crear 7,500 empleos.

4. Reenfoque de Pridco

Como parte de los cambios que se proponen para la Compañía de Fomento Industrial (Pridco, en inglés), se incluye maximizar el uso de las propiedades en la cartera de la corporación pública. Según datos de la AIPR, Pridco tiene 1,598 propiedades industriales, que suman 24.3 millones de pies cuadrados. El 28% de esos edificios están desocupados, un total de 7 millones de pies cuadrados. Para agilizar el alquiler, los industriales proponen delegar este servicio a las oficinas regionales de Pridco y ofrecer incentivos para los empresarios que las ocupen. Muchas de las propiedades requieren reparaciones, y se podrían crear hasta 2,800 empleos en construcción.

5. Invertir en empresas locales

Se propone la creación de una entidad afiliada al Banco Gubernamental de Fomento que emita bonos para comprar acciones preferidas de empresas locales sólidas, como un vehículo para fomentar la creación de empleos. Las corporaciones seleccionadas deben cumplir con requisitos que representen una inversión relativamente segura para el Gobierno. Para comenzar, la emisión podría ser de $300 millones, lo cual propiciaría una inyección a la economía de $6,000 millones, y un estimado conservador de creación de empleos de 9,750 plazas.

6. Potenciar la inversión

Para fomentar la creación de Real Estate Investment Trusts (REIT) con base en Puerto Rico, el plan de la AIPR sugiere flexibilizar la ley que los crea, para que sean más atractivos. La organización considera que estos fideicomisos tienen un potencial importante para la construcción y renovación de hoteles, por lo que destacaron que cada habitación genera dos empleos directos.

7. Promoción industrial

La AIPR propone que la promoción industrial pase a manos privadas, y que se le dé permanencia al Consejo de Manufactura nombrado por el gobernador actual. No obstante, este organismo debe preparar un plan estratégico con métricas que permitan evaluar las gestiones del grupo. Asimismo, el Consejo velaría por que cualquier cambio en las leyes que pudieran afectar al sector privado cuente con la participación del grupo perjudicado.

8. Reducción de la deuda

La propuesta requiere un compromiso de los candidatos de que no se utilizarán emisiones de bonos para cubrir gastos operacionales, y que el crecimiento de la deuda no superará el crecimiento en el Producto Nacional Bruto real por un periodo de tres años. Además de que no se permitirá utilizar fondos de las reservas del Fondo del Seguro del Estado y la ACAA para cubrir gastos del fondo general.

9. Sacar provecho a las APP

Los industriales también sugieren utilizar los ingresos producto de las Alianzas Público Privadas (APP), de forma prioritaria, para reducir la deuda pública y generar empleos. Adicional, reclaman que los acuerdos de las APP involucren empresas locales en todo el proceso, y que se mantenga titularidad del proyecto en Puerto Rico. También, que se exija que los gerentes de esos proyectos sean residentes de la Isla.

10. Educación

Lo principal de esta táctica recae en que se despolitice el Departamento de Educación, constituyendo una Junta de Síndicos y que se extienda a 10 años el nombramiento del Secretario de Educación. También contempla mejorar la compensación y la calidad de los maestros y directores, y mantener al día la planta física de las escuelas. Además de que se fortalezca el currículo educativo, con énfasis en ciencias, matemáticas y lectura, y que se atiendan tanto la educación de corriente regular de kinder a duodécimo grado como la educación especial y los programas vocacionales.


💬Ver 0 comentarios