Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Conmemoran los 25 años de los disturbios en Los Ángeles por Rodney King (horizontal-x3)
Un grupo de personas se reunió en la esquina de Florence y Normandie, el punto álgido de los disturbios que estallaron después de la absolución en 1992 de cuatro policías blancos por la paliza al motorista negro Rodney King. (AP)

Los Ángeles — Hace 25 años, un jurado absolvió a cuatro policías blancos que habían propinado una golpiza al automovilista negro Rodney King, fallo que desató una ola de saqueos y violencia que degeneró en uno de los disturbios raciales con el mayor número de muertos en la historia de Estados Unidos.

El sábado, centenares de personas conmemoraron el aniversario con marchas en las que hicieron exhortos a favor de la paz y la esperanza.

La “Fiesta por el Futuro” comenzó en las avenidas Florence y Normandie -la intersección donde estallaron los disturbios en el sur de Los Angeles- y le siguió un festival comunitario.

El organizador Eric Ares, de 34 años, ha vivido toda su vida en la zona. Recordó cuando su casa se quedó sin electricidad al inicio de los disturbios, debido a lo cual su familia estuvo aislada del mundo exterior sin iluminación ni televisión.

“En las siguientes dos noches, persistió el miedo”, agregó. “Estábamos juntos en la sala”.

Cuando Ares se atrevió a salir observó columnas de humo que salía de inmuebles incendiados. Sin embargo, no había pasado nada a un pequeño restaurante en la esquina, una tienda de licores y otro establecimiento comercial, agregó.

Las personas sentían “en verdad furia y frustración”, pero está situación estuvo dirigida principalmente contra la policía, los políticos y los establecimientos que creían que los oprimían, descuidaban o explotaban, señaló Ares.

Diversos letreros pintados en las paredes decían “Sin justicia, no hay paz”, afirmó.

“Recuerdo que estuve en el parque en el tercer día y la gente gritaba: ‘No es permitiremos que nos la sigan aplicando’”, dijo Ares.

Sin embargo, mientras la marcha y el festival fueron los actos distintivos de la jornada, la conmemoración de los acontecimientos que tuvieron lugar hace un cuarto de siglo también fijó la vista en el futuro, porque las organizaciones comunitarias trabajan para enfrentar los problemas que continúan afectando el sur de Los Angeles, señaló Ares.

“Persiste la extrema pobreza y problemas con la policía... la educación, la atención de salud y el acceso a buenos empleos”, apuntó. “Pero la diferencia hoy es que tenemos un plan”.

A unos ocho kilómetros (cinco millas) al norte de la intersección, un desfile por la paz se efectuó en el barrio coreano, donde las tensiones de aquel entonces entre los habitantes negros y los comerciantes coreanoestadounidenses devinieron en los saqueos e incendios de supermercados, tiendas y gasolineras.


💬Ver 0 comentarios