Multan a Guaynabo por fallas en la política sobre hostigamiento sexual (horizontal-x3)
Fuentes de endi.com aseguraron que el ejecutivo municipal fue notificado hoy, jueves, sobre la multa, y hoy mismo se impondría la penalidad. (Archivo/GFR Media)

La Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM) multará hoy, jueves, al gobierno municipal de Guaynabo con la sanción máxima tras determinar que el ayuntamiento ha actuado con negligencia crasa en la ejecución de políticas contra el hostigamiento sexual en el lugar de empleo y la violencia doméstica.

La procuradora de la OPM, Ileana Aymat Ríos, precisó que la agencia impuso sobre $30,000 en multas al municipio, que incluyen a Héctor O’Neill en su capacidad de alcalde. Al director de Recursos Humanos, Eduardo Faría Rodríguez, se le sancionó por presuntamente dificultar el acceso a cierta información requerida como parte de la pesqusia.

Del total en multas, $10,000 corresponden a violaciones a la ley que prohíbe el hostigamiento sexual en el empleo, igual cantidad por violaciones a la ley que ordena implantar protocolos para manejar situaciones de violencia doméstica en el ambiente laboral, e igual monto por infringir las normas que garantizan la igualdad de oportunidades en el empleo por género.

Al jefe de Recursos Humanos se le impuso una multa de $250 por incumplir con el plan de acción afirmativa. 

Fuentes de endi.com aseguraron que el ejecutivo municipal fue notificado hoy, jueves, sobre la multa, y hoy mismo se impondría la penalidad.

“La investigación que realizó la OPM encontró que existe una negligencia significativa en el Municipio de Guaynabo en lo que respecta a la promoción de la política contra el hostigamiento sexual en el lugar de empleo. Prácticamente, ninguna dependencia municipal cumple con la ley en este respecto, un elemento tan básico para cualquier patrono, público o privado, que pretende desalentar esta práctica”, indicó Aymat Ríos en declaraciones escritas.

Precisó que los investigadores de la OPM visitaron más de una veintena de oficinas municipales, incluidos los cuarteles de la Policía Municipal, y aunque dijo que el acceso a la información “no fue coartado en su mayoría”, Aymat Ríos aseguró que sí fue “controlado” por Faría Rodríguez.

Destacó, sin embargo, que el acceso de los investigadores sí fue restringido en la Oficina del Alcalde y la Oficina de la Primera Dama.

“Por alguna razón que nunca se nos especificó, el acceso a la Oficina del Primer Ejecutivo del municipio fue denegado al igual que el acceso a la Oficina de la Primera Dama. Esto se suma a las prácticas dilatorias y deliberadas exhibidas por el encargado municipal que se supone colaborara con nuestra investigación”, indicó Aymat Ríos.

Advirtió que este es solo un primer paso, y que la pesquisa en el gobierno municipal de Guaynabo se encuentra ahora en una segunda etapa.

“Esta investigación comenzó a raíz de las denuncias públicas contra el alcalde en alegados casos de hostigamiento sexual. La multa que OPM ha determinado, aunque es la máxima, no hace justicia a la magnitud del problema que encontramos en la dependencia municipal”, sostuvo.

“El nivel de desapego a una política pública clara contra el hostigamiento sexual en este caso trasciende hallazgos básicos, al punto de que se ha hecho necesario ampliar la investigación.  En este momento nos encontramos en una segunda fase de la investigación, y ciertamente considero que no hay relaciónrazonable entre la naturaleza de los hallazgos, el monto de la multa y los recursos destacados para realizar la pesquisa”, puntualizó Aymat Ríos.


💬Ver 0 comentarios