Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

El puente Martín Peña de San Juan brilló con los colores de las comunidades aledañas, las cuales se unieron este sábado en una actividad de arte comunitario.

El Proyecto ENLACE del Caño Martín Peña, el G-8 y el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan (PEBSJ) pintaron y crearon piezas para visibilizar y rescatar este puente, a la vez que educaron sobre la importancia de las especies que viven en el área del Caño Martín Peña.

“Más que unas obras de arte sobre el puente Martín Peña, representan el continuo compromiso de todos los diferentes sectores del G-8 en ser parte activa de las soluciones a problemas sencillos o complicados. Este puente es símbolo de la conexión entre la parte sur de la capital con el norte. Al igual que el Caño Martín Peña, este puente es responsabilidad de todos, es por eso que trabajando alianzas con el Programa del Estuario el puente ofrece hoy una mejor cara”, dijo Mario Núñez, presidente del G-8 en comunicado de prensa.

El puente, símbolo de la conexión entre la ciudad, los cuerpos de agua y las comunidades del Caño, ha sufrido vandalismo y abandono durante los pasados años, según se informó. Ante ello, ENLACE, el G-8 y el PEBSJ colaboraron para “rescatarlo”.

ENLACE solicitó al PEBSJ que incorporara el Rescate del Puente Martín Peña a su proyecto de Jardines y Murales del Estuario, el cual realiza intervenciones artísticas que educan sobre el ecosistema estuarino y los cuerpos de agua que lo componen, entre estos el Caño Marín Peña, y crean un corredor silvestre en la ciudad, por medio de la siembra de árboles y plantas nativas.

Jardines y Murales del Estuario comenzó en 2013 y consiste de 12 intervenciones de obras de arte, siendo esta la sexta de ellas, siguiendo la ruta de las 5.6 millas de la Avenida Juan Ponce de León en Hato Rey, Miramar, Río Piedras y Santurce.

El rescate del puente Martín Peña consistió de instalaciones de obras de arte en dicho puente, producto de una serie de talleres con alrededor de 100 niños de las escuelas elementales Santiago Iglesias Pantín y Moisés Meléndez, 12 jóvenes de la comunidad Parada 27 y ocho miembros del grupo de Líderes Jóvenes en Acción (LIJAC) de las comunidades del Caño Martín Peña, así como estudiantes de trabajo social de la Universidad de Puerto Rico.

Los talleres de pintura fueron facilitados por Claudia Senior, coordinadora del proyecto Jardines y Murales del Estuario, con el auspicio del Municipio de San Juan.

Mientras, el proceso de participación ciudadana fue coordinado por Proyecto ENLACE y el G-8. Los talleres también abordaron la importancia de las especies en el ecosistema e integraron las ilustraciones científicas de mangle rojo, mangle blanco, uva playera, pelícano pardo, garza real, canario de mangle, cangrejo violinista y cocolía, especies que habitan en el ecosistema del Caño Martín Peña y el resto del Estuario de la Bahía de San Juan. Las obras fueron creadas por la ilustradora científica Adriana Ocaña, y comisionadas por el PEBSJ.

Esta es la segunda vez que el Proyecto Enlace, el G-8 y aliados remozan el puente. Para el año 2010, las ocho escuelas elementales fueron grandes colaboradoras del proyecto Alumbrarte, realizado entonces por el Proyecto, el G-8, con la colaboración de un grupo de arquitectos, entre ellos Pedro Cardona, Edwin Quiles y la firma de arquitectos Toro y Ferrer.


💬Ver 0 comentarios