Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Profesores Autoconvocados en Resistencia Solidaria (horizontal-x3)
El Profesores Autoconvocados en Resistencia Solidaria cuestionó las medidas de austeridad. (Archivo / GFR Media)

Washington -  El grupo Profesores Autoconvocados en Resistencia Solidaria (PAReS) reclamó a la Junta de Supervisión Fiscal que mantenga el presupuesto vigente de la Universidad de Puerto Rico (UPR) para el próximo año fiscal y permita que desde el interior de la institución surjan reformas dirigidas a mejorar la educación superior.

“Esto permitiría a la universidad no solo continuar operando, perfeccionando sus planes de trabajo en consonancia con las condiciones de Puerto Rico y redistribuyendo el presupuesto actual -siempre precario-, según sea necesario, sino que también permitiría a nuestra comunidad emprender un proceso democrático de reforma que surgiría de nuestra experiencia y compromiso, lo que por supuesto aumentaría su potencial y cumpliría con el rol institucional”, indica una carta enviada a los miembros de la Junta.

La organización de profesores universitarios de la UPR mantuvo que “las propuestas que han circulado para allegar ingresos adicionales a la Universidad no reconocen la enorme deuda ya contraída contra la Universidad por servicios ofrecidos a agencias de gobierno y la empresa privada local, el bajo porcentaje de captación de dichos contratos, ni reconocen el contexto más amplio de recortes masivos al presupuesto de las agencias del gobierno de los Estados Unidos que subvencionan la gestión académica y cultural”.

La Junta de Gobierno de la UPR no pudo ponerse de acuerdo hace unos días sobre el nivel de recortes que recomendará al gobierno y a la junta federal.

"Yo hubiera preferido un presupuesto con recortes de solo $112 millones pero no fue posible. Ante esto, se buscó que no hubiera recortes por más de $241 millones hasta el 2026. Al no aprobarse esto, ahora la AAFAF (Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal) decidirá cuál será el plan fiscal de la UPR", indicó el presidente de la Junta de Gobiernos, Carlos Díaz Pérez.

En su carta a los miembros de la Junta, mientras, PAReS cuestionó la política de austeridad que impulsa el ente federal y acepta el gobierno, y la legalidad de la deuda pública de $69,000 millones.

“Es imperativo e impostergable canalizar procesos para evitar la destrucción de la educación universitaria pública de Puerto Rico, de la cual la UPR es su proyecto más emblemático”, agregó PAReS.

Por medio del plan fiscal de largo plazo que la junta federal le certificó al gobierno de Ricardo Rosselló, la UPR puede enfrentar cerca de $500 millones en recortes durante la próxima década.


💬Ver 0 comentarios