(horizontal-x3)
La congresista Nydia Velázquez. (AP)

Nueva York -  Los dos congresistas boricuas por Nueva York, Nydia Velázquez y José Serrano señalaron hoy, jueves, que la Junta de Supervisión Fiscal a cargo de las finanzas públicas de Puerto Rico pudo haber ido “demasiado lejos” con las medidas de austeridad.

En una carta enviada al presidente del ente federal, José Carrión III, los congresistas, ambos demócratas, cuestionaron los proyectados recortes en el subsidio a la Universidad de Puerto Rico (UPR), en el sistema de salud y en las pensiones de los jubilados de gobierno, entre otras cosas.

“Tememos que la Junta haya ido demasiado lejos con las medidas de austeridad impuestas. Si bien todos estamos de acuerdo en que las reformas estructurales son necesarias, algunas de las medidas requeridas por la Junta para ser incluidas en el plan fiscal van más allá del simple endurecimiento del cinturón y socavarán el crecimiento y la demanda de los consumidores en una economía que ya está tambaleante”, indicaron.

Los legisladores elogiaron además la decisión de invocar el Título III de PROMESA para reestructurar la deuda pública por la vía judicial y advirtieron de los problemas de transparencia del gobierno de Puerto Rico sobre sus finanzas.

Señalaron que la Junta debe proponer que el gobierno de Puerto Rico se abstenga de pagar el servicio de la deuda por los próximos cinco años o “hasta que la economía vuelva a crecer”.

“Debido al proceso de reestructuración judicial que se ha iniciado, le instamos a priorizar la recuperación económica, no la austeridad”, indicaron, al señalar que el camino hacia el crecimiento económico “es beneficioso para todas las partes: pensionados, servidores públicos, estudiantes y acreedores”.

“Las políticas que fomentan el crecimiento económico son fundamentales para alcanzar una carga de deuda pública sostenible, sin necesidad de emitir nuevas deudas ni renegociar la deuda años después, como ha ocurrido en otras jurisdicciones endeudadas”, agregaron los congresistas Velázquez y Serrano.

Para los legisladores boricuas, será especialmente contraproducente quitarle $450 millones en los próximos años a la Universidad de Puerto Rico. “Esa reducción es más de la mitad de la financiación total, $833.9 millones, que el sistema universitario ha recibido anualmente en los últimos cuatro años”, dijo.

Por considerar que Puerto Rico está “en un momento crucial en la historia”, los congresistas indicaron que el pueblo puertorriqueño debe tener seguridad “de que el proceso desencadenado” para reestructurar la deuda, “no se verá empañado por la influencia de los acreedores”y que cualquier acceso a nuevas fuentes de ingresos “no se desviarán hacia el pago del servicio de la deuda”.

“Cualquier acción que favorezca a los acreedores sólo servirá para socavar esta recuperación, al mismo tiempo que aumenta las tensiones sociales y empuja a la gente a abandonar la Isla. El pueblo de Puerto Rico es resistente, pero necesita ser tratado de manera justa y equitativa”, agregaron.


💬Ver 0 comentarios