Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Alma Yarida Cruz es una estudiante de educación especial de 11 años que fue arrestada y enfrenta cinco cargos en el Tribunal de Menores. (Wanda Liz Vega Dávila)

Cuatro senadores, tres del Partido Nuevo Progresista (PNP) y el independiente José Vargas Vidot, presentarán hoy un proyecto de reforma al sistema de justicia juvenil diseñado para atender los problemas que desembocan en que en los tribunales de menores se estén dilucidando miles de disputas inocuas entre niños. 

El proyecto, que tiene la firma de los senadores del penepé Larry Seilhammer, Henry Neumann y Carmelo Ríos, establecerá en 13 años la edad mínima para que un menor pueda ser procesado en los tribunales, reducirá el ámbito de los incidentes que pueden ser objeto de una denuncia penal, fortalecerá los procesos de mediación y obligará al Departamento de Educación a resolver en su entorno conflictos menores, explicó esta mañana el senador Seilhammmer.

El proyecto también pretende limitar las instancias en las que un menor puede ser esposado o encarcelado. 

La medida atiende los graves problemas que quedaron expuestos en un reportaje especial publicado por El Nuevo Día el  8 de abril, en el que se reveló que la mayoría de los casos atendidos en los tribunales de menores son por faltas Tipo I, que es lo que en adultos se considerarían delitos menos graves y que generalmente se refieren a disputas rutinarias entre niños, mayormente ocurridas en el ambiente escolar. 

Entre los años fiscales 2009-10 y 2014-15, menores fueron encontrados responsables de 21,392 faltas en los tribunales, de las cuales solo el 12% correspondía a denuncias de faltas graves. El 53% correspondía faltas Tipo I. El restante 35% se refiere a denuncias serias, pero no graves. 

Entre los casos presentados estaban peleas entre niños en la escuela, menores arrestados por ponerle al pie a otro, sorprendidos corriendo en bicicleta en contra del tránsito o guiando sin licencia el carro de sus padres, entre muchos otros. 

Tras ser autorizado por su madre y su abogado, El Nuevo Día reveló el caso de la niña Alma Yarida Cruz, una estudiante de educación especial de 11 años que fue arrestada y enfrenta cinco cargos en el Tribunal de Menores por una pelea menor con dos compañeras de clase. 

“Estas situaciones causan tremendos efectos en los niños”, dijo el senador Seilhammer, quien anunciará la medida en una conferencia de prensa durante esta mañana junto a los demás auspiciadorese del proyecto. 

Además del trauma en los niños y sus familias, estos casos requieren la inversión de cuantiosos recursos del estado en fiscales, salas y jueces y quitan tiempo a las autoridades para manejar denuncias verdaderamente graves, según reconoció el secretario auxiliar de Menores y Familia del Departamento de Justicia, Carlos Rivera Santiago.  


💬Ver 0 comentarios