Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El exboxeador Oscar de la Hoya anunció hoy en un comunicado de prensa que se internó voluntariamente en un centro de rehabilitación.

El ahora promotor se disculpó, pues no asistirá a la pelea entre Saúl "Canelo" Álvarez y Floyd Mayweather este sábado, pero aseguró que su “salud y larga recuperación de su enfermedad deben tener prioridad”.

"Canelo Álvarez y yo tenemos grandes peleas este fin de semana. La suya en el cuadrilátero, y la mía en tratamiento. No voy a estar en la pelea el sábado para alentar al Canelo en su victoria, ya que ingresé voluntariamente a un centro de tratamiento", indicó en un comunicado.

“Gracias por su entendimiento. Les pido su apoyo y privacidad en este momento difícil para mi y mi familia”, escribió.

En una entrevista en el 2011 (Univisión), De la Hoya, esposo de la cantante boricua Millie Corretjer, admitió que había sido adicto a la cocaína y al alcohol.

“Mi droga de predilección era la cocaína y el alcohol. (La cocaína) Eso fue recientemente, hace unos dos años, dos años y medio. Me valía más del alcohol”, confesó el excampeón mundial en ese entonces.

@ozlifeadvice: Be patient. Things will change for the better.”