playas (horizontal-x3)
Por los pasados 18 años, la Junta de Playas ha estado casi inoperante, sin liderato y con un mísero presupuesto. (Jorge Ramirez Portela)

La Oficina del Procurador del Ciudadano (Ombudsman) recién concluyó una investigación sobre el estado de los balnearios más visitados en la Isla, y los hallazgos muestran una “situación deprimente”.

Así lo describió la propia procuradora, Iris Miriam Ruiz, quien adelantó a El Nuevo Día los resultados de su pesquisa, tras la publicación de la investigación ISLA ¿SIN PLAYAS?, en colaboración con el Centro de Periodismo Investigativo.

“Puerto Rico está catalogado como una de las islas con las mejores playas en todo el mundo. Sin embargo, con las situaciones que se dan, tanto locales como turistas se llevan una impresión muy diferente”, dijo.

Como parte de la investigación, personal del Ombudsman visitó el mes pasado 10 balnearios: Cerro Gordo, en Vega Alta; Manuel “Nolo” Morales, en Dorado; Punta Salinas, en Toa Baja; La Monserrate, en Luquillo; Seven Seas, en Fajardo; Punta Santiago, en Humacao; Boquerón, en Cabo Rojo; Caña Gorda, en Guánica; Tres Hermanos, en Añasco; y Punta Guilarte, en Arroyo.

En términos general, contó Ruiz, se encontró que en los balnearios no hay suficientes baños para la cantidad de visitantes que reciben, la infraestructura está deteriorada y “no hay la limpieza que debe haber”.

“La falta de infraestructura sanitaria repercute en la contaminación de las aguas, porque la gente hace sus necesidades en la naturaleza. La calidad del agua se deteriora si no hay servicios sanitarios como se supone”, indicó, y agregó que también se detectó la falta de duchas.

Otro hallazgo “importante”, destacó Ruiz, fue la escasez de salvavidas –a razón de uno por balneario–, y la poca presencia de vigilancia, sea por parte de la Policía o el Cuerpo de Vigilantes del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

“Esa figura de seguridad ya no se ve como antes en las playas y se necesita mucho”, subrayó.

En términos del manejo de desperdicios, Ruiz dijo que, al menos en los balnearios visitados, no era un problema mayor.

Contó que esta próxima semana se apresta a compartir los resultados de la investigación con los directivos del DRNA y el Programa de Parques Nacionales (adscrito al Departamento de Recreación y Deportes), para que tomen las acciones correctivas pertinentes.

Los balnearios tienen que mejorar en términos de mantenimiento, y hay que garantizar la protección de las personas que los visita”, indicó, tras explicar que el Ombudsman realizó la investigación por “iniciativa propia” ante la cercanía del verano. En otras palabras, la investigación no se dio a raíz de una querella ciudadana.

La investigación ISLA ¿SIN PLAYAS? reveló que, por los pasados 18 años, la Junta Interagencial para el Manejo de las Playas de Puerto Rico ha incumplido con el mandato de la ley que la creó para asegurar la conservación, el libre acceso, el desarrollo ordenado y la seguridad en las playas del país.

Reveló, además, que la Junta de Playas ha estado casi inoperante, sin liderato y con un mísero presupuesto, que fue invertido parcialmente en gastos cuestionables, no relacionados a protección de costas.


💬Ver 0 comentarios