oscar lopez (horizontal-x3)
Boricuas en Chicago celebraron ayer el anuncio de la próxima liberación de Oscar López. (Especial GFR/Daniel Delgado)

Washington - En los barrios y vecindarios de la diáspora puertorriqueña se celebró el martes en la noche, con la misma alegría que en San Juan, el anuncio de la Casa Blanca que permitirá al prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera salir de la cárcel el próximo 17 de mayo.

Más sobre Oscar López Rivera

En La Marketa del antiguo barrio boricua e hispano del alto Manhattan, hubo una fiesta improvisada, al son de plena.

“Mucha gente se unió”, dijo la presidenta del Concejo Municipal de Nueva York, Melissa Mark Viverito, quien tuvo que enfrentarse a las críticas de sectores conservadores y medios de comunicación de la ciudad por su respaldo a la excarcelación de López Rivera.

Lo mismo ocurrió, como era de esperarse, en la zona puertorriqueña de Chicago. Un grupo de líderes comunitarios, incluido el hermano de López Rivera, José López Rivera, director del Centro Cultural Puertorriqueño, se reunieron en el Urban Theater Company, en la histórica calle ‘Division’ del barrio boricua.

José López Rivera contó la conferencia telefónica en la que la abogada Jan Susler dio la noticia sobre la decisión del presidente Obama de conmutarle la sentencia a su hermano, efectivo el 17 de mayo próximo.

“Todos prorrumpimos en llanto”, dijo López Rivera, al hablar de la conversación en que estuvieron la hija de Oscar, Clarisa, el congresista Luis Gutiérrez (Illinois), la concejal Mark Viverito y la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulin Cruz.

Por su parte, el ex prisionero político Ricardo Jiménez afirmó que la excarcelación de López Rivera representa “una tremenda victoria para el pueblo puertorriqueño”.

La celebración se extendió a la zona de Orlando.  “Estamos sumamente contentos que pudimos colaborar en este esfuerzo, y reiteramos nuestro apoyo y admiración a Oscar por su sacrificio, a su familia por no darse por vencidos, a las organizaciones que se dieron a la tarea de asumir la titánica tarea y a Puerto Rico porque demostramos que no importan las ideologías cuando la causa es justa”, indicó el portavoz del grupo Iniciativa Acción Puertorriqueña, Jimmy Torres Vélez, al indicar que un grupo de activistas se reunieron en Kissimmee.

En mayo, López Rivera cumplirá 36 años en cárceles estadounidenses tras ser convicto principalmente de conspiración sediciosa debido a sus vínculos con el antiguo grupo clandestino Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).


💬Ver 0 comentarios