Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
(Archivo / GFR Media)

Carmen Calderón Ramos, una de las presuntas víctimas de maltrato durante su estadía en el Hogar de Ancianos Enmanuel, en Villa Capri, Río Piedras, falleció el martes en el Centro Médico.

La muerte de la mujer de 78 años fue confirmada por la teniente coronel Jazmín Pérez, directora del Cuerpo de Investigación Criminal de San Juan.

A preguntas, Pérez contestó con un “exacto” cuando se le preguntó si Calderón Ramos era una de las mujeres removidas del hogar el domingo en la mañana tras ser víctima de maltrato. Ha trascendido que vídeos tomados por una empleada del centro evidencian que esta mujer y otros adultos mayores fueron golpeados y privados de alimentación y aseo.

En el caso de Calderón Ramos, supuestamente se orinó encima y le echaron cloro en las piernas. También presentaba un cuadro de desnutrición y deshidratación.

Fiordaliza Jiménez Trinidad, propietaria del hogar, fue citada ayer al CIC de San Juan, a donde llegó acompañada de varios abogados. Allí se amparó en su derecho a mantener silencio.

Pérez indicó que la investigación por maltrato todavía tiene trecho por recorrer. El levantamiento del cadáver fue ordenado por la fiscal Lissette Sánchez pero la investigación sobre el presunto patrón de maltrato está en manos de su colega Ana María Martínez.

“Estamos esperando por el protocolo de autopsia, la certificación de muerte. También necesitamos una serie de documentos como expedientes de los envejecientes y continuar con las entrevistas a empleados”, dijo la oficial.

En total, fueron 11 los adultos mayores removidos de hogar el domingo y todavía hay ocho que reciben tratamiento en el Hospital Municipal de San Juan. Calderón Ramos y algunas de estas personas estaban bajo custodia del Departamento de la Familia precisamente porque habían sido víctimas de maltrato en sus propios hogares.

El lunes Linnette Moreno, portavoz de prensa del Departamento de la Familia, le dijo a El Nuevo Día que Jiménez Trinidad había entregado su licencia de dueña de hogar de ancianos. Agregó que a agencia conduce la pesquisa a raíz de una querella presentada por una de las empleadas del centro y que la División de Delitos Sexuales y Maltrato de Menores de San Juan también entró en el caso “aparentes situaciones más severas”, como agresiones y mal nutrición de los viejos.

La directora de esa división especializada dijo ese día que se podrían estar radicando cargos contra la dueña del hogar y su hijo, que era empleados.

 “Entendemos que con lo que hay, es suficiente (evidencia). No hay duda”, auguró Marrero el lunes, quien no quiso abundar sobre detalles por estar en medio de la investigación.

Sí dijo que los ancianos presentaban cuadros de desnutrición, deshidratación, hematomas y laceraciones.


💬Ver 0 comentarios