Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Larva Aedes aegypti (horizontal-x3)
El Aedes aegypti “se reproduce fácilmente. Es un mosquito adaptado a lo urbano, que está activo en horas de la mañana y al atardecer, explica el doctor en entomología y experto en control de plagas, Carlos Rosario. (Archivo / GFR Media)

Mayagüez - El Aedes aegypti, mosquito que puede transmitir los virus que causan el dengue, zika, chikungunya y la fiebre amarilla, es un insecto fácil de controlar con medidas de saneamiento, lo que evitaría miles de casos de contagio con esos virus que ocurren cada año en Puerto Rico.

El doctor en entomología y experto en control de plagas, Carlos Rosario, explica que el Aedes aegypti “se reproduce fácilmente. Es un mosquito adaptado a lo urbano, que está activo en horas de la mañana y al atardecer”, momentos en que cientos de miles de personas se trasladan de sus residencias hacia sus centros de trabajo y estudio, o retornan al hogar.

El catedrático de la (UPR) en Mayagüez señala las claves para controlar el Aedes aegypti y evitar o reducir las enfermedades que transmite.

“La herramienta más poderosa de control de plagas que existe se llama saneamiento. Es más que limpieza, es eliminar los factores disponibles para la supervivencia de las plagas”, afirmó el científico especializado en el estudio y control de los insectos.

¿Pero cómo esto aplica a los mosquitos? El profesor Rosario indica que todo organismo necesita para vivir unos factores esenciales. Estos son: agua, alimento, albergue o lugar donde vive, oxígeno, temperatura óptima y descanso.

El saneamiento consiste en “robarle uno o más de uno de esos factores, y es tan poderosa la herramienta que quitándole solo una, el animal se muere. Por eso se habla mucho de eliminar los envases (el albergue) que colectan agua, que necesita la larva para criarse. Las larvas del mosquito se alimentan fácilmente, porque cuando están en el agua, con la materia orgánica que cae del polvo ambiental y algas que se forman en los envases” se crían con facilidad, indica el también asesor en control de plagas, que se definen como los organismos que no queremos.

“Si todos se envuelven en el saneamiento, tenemos del 85 al 90% de la pelea ganada”, asegura Rosario.

Arsenal para combatir al mosquito

“Cuando se va a realizar control de plagas, hablamos de manejo integrado de plagas, que es la forma moderna de lidiar, hacerlo ecológicamente aceptable. Son todas las medidas de control”, expresa Rosario.

La nebulización (conocida popularmente como fumigación) es una opción de control, pero “tiene que haber una justificación cuando uno usa un insecticida. Y hay que tener una estrategia”, señala el entomólogo, que rechaza las fumigaciones masivas impulsadas por el temor. Es una herramienta, pero “no es la panacea para resolver los problemas de mosquitos”.

El uso de los químicos debe depender de una alta presencia de mosquitos, y es “algo correctivo, no preventivo. Cuando unoaplica esos insecticidas, no son específicos, también mata a los insectos a los cuales no está dirigido el tratamiento (como las abejas y otros insectos que polinizan las plantas). Los plaguicidas son bien útiles pero su uso debe ser bien justificado, no es para calmar la población, para que vean que están haciendo algo”, subrayó el educador.

En cuanto a los repelentes efectivos de insectos, los que contienen deet o picardín son los recomendados, dado que duran en la piel unas cuatro a cinco horas. Deben aplicarse antes de salir en la mañana y de regresar en la tarde a la casa.  El deet evita que un mosquito detecte que uno es su presa, al bloquearle sus sentidos. El picardín hace la misma función y es una opción cuando si la persona es alérgica al deet.

Otra medida de manejo es el uso de mallas metálicas o plásticas en las ventanas y barreras debajo de las puertas, dado que el Aedes aegypti es un mosquito pequeño que se cuela con facilidad a las estructuras. En los hogares suele esconderse en los clósets y debajo de las camas, pero también vive fuera de las estructuras.


💬Ver 0 comentarios