Álex Galindo, uno de los mejores jugadores de los Caciques de Humacao, es colíder en el BSN en canastos de tres puntos, con 46. (semisquare-x3)
Álex Galindo, uno de los mejores jugadores de los Caciques de Humacao, es colíder en el BSN en canastos de tres puntos, con 46. (Archivo)

El apoderado de los Caciques de Humacao, Daniel Maes, lamentó que la liga del Baloncesto Superior Nacional (BSN) haya salido en auxilio de otras franquicias en el pasado cuando han confrontado problemas económicos, y que no se le haya extendido hasta ahora esa ayuda a su atribulado club.

Maes, envió el lunes una carta al presidente del BSN, licenciado Fernando Quiñones, anunciando su intención de entregar el equipo ante los problemas económicos que le impiden seguir operando

Los jugadores, se suponía que cobraran el lunes la primera quincena de mayo, y se quedaron esperando su compensación, razón por la cual se llegó a señalar que no jugarán su partido en calendario para la noche del martes contra Guayama.

El apoderado de los Caciques espera que eso no ocurra, a la vez que recordó que en el pasado hay otros equipos que se han tirado al tabloncillo con atrasos mucho mayores.

"Nosotros solicitamos ayuda al BSN. No nos dio una respuesta concreta y en consecuencia le dijimos que si no nos pueden ayudar que no nos quedaba otra que entregar el equipo porque no hay fondos. Los auspicios fueron realmente bajos, la asistencia también, y ya nosotros llegamos a nuestro punto de quiebre donde no hay más dinero", dijo el empresario venezolano.

Los problemas de los Caciques comenzaron a ser más evidentes después de arrancada la temporada, aunque antes del juego inaugural ya se había escuchado de su estrechez económica al punto de que faltando solo días para el inicio del torneo, no habían logrado acuerdos económicos con algunos de sus jugadores. Uno de ellos, el armador Gabriel Belardo, terminó siendo cedido como préstamo a los Leones de Ponce.

Ya en la campaña, su mejor jugador, el refuerzo Brandon Costner se marchó tras aceptar un contrato para jugar en China, y la gerencia no hizo gestiones para sustituirlo y poder jugar en igualdad de condiciones con los demás equipos, con el uso de dos importados. El otro refuerzo del equipo es el pívot Jarrid Famous.

Poco después, el dirigente Flor Meléndez, que semanas antes se convirtió en el primero en arribar a las 600 victorias en la historia del BSN, presentó su renuncia y aseguró que su movida se debía a su interés de liberar al equipo de su compromiso económico con él, para que pudiera hacer las movidas necesarias, como traer otro importado.

"Nos sorprende (la respuesta de Quiñones) porque se le solicitó un préstamo (a la liga), y hubo mutis. Lo que más me sorprende es que anteriormente han ayudado a otros equipos, tanto financieramente, como también han tomado la administración, como de hecho pasó con Humacao hace un par de años (cuando operaba bajo otra administración).  Entonces por qué le das apoyo a unos grupos y a otros no. Noestoy pidiendo nada distinto a lo que ha ocurrido en el pasado", aseguró Maes. "Por un lado la ayuda del BSN, del cual somos socios, o si no que ellos administren el equipo transparentemente como ha ocurrido también con otros equipos en el pasado".

Maes hizo referencia a lo que ocurrió precisamente con los Caciques bajo la gerencia anterior a la suya. En la temporada 2015, en ruta a que Humacao impusiera un récord negativo con 42 derrotas y solo dos victorias (fue la primera vez que se jugaron tantos como 44 juegos), el apoderado anterior Toñín Casillas entregó el equipo en medio del torneo y la Liga continuó operando el conjunto.

Para el 2016 entró al mando la nueva gerencia y los Caciques cambiaron por completo su plantilla, comenzando por un nuevo dirigente en la figura de Flor Meléndez, quien guió al quintento a reponerse de un 2-42 a clasificar a la postemporada en quinto lugar con marca de 19-17. 

A pesar de que se eliminaron en seis partidos ante Aguada en la serie de primera ronda, su clasificación fue un gran logro después del fiasco de 2015.

Pero aún así los Caciques no han logrado obtener el favor del público. Este año incluso estuvieron en las posiciones de vanguardia durante las primeras semanas de torneo, antes de caer en una mala racha. Actualmente ocupan la sexta posición con récord de 8-10. 

"Simplemente nos dijeron que eso no está en ningún reglamento", dio Maes en referencia a la respuesta del actual presidente del BSN, quien le indicó que "no existe un proceso como tal en el BSN que le permita a un apoderado, simplemente, entregar una franquicia".

Quiñones, incluso le dijo a El Nuevo Día el lunes que a Maes se le indicó que como apoderado tiene una serie de obligaciones en las que incurrió y que tiene que cumplir. Sin embargo, reconociendo la situación económica que atraviesa la franquicia, fue que citó a una reunión a la junta de directores para este miércoles a las 5:00 de la tarde.

Reunión crucial en la liga

A juzgar por las palabras de Maes, está abierto a una de dos posibilidades en lo que respecta a dicha reunión.

"Voy a buscar soluciones, bien sea para poder continuar o para, efectivamente, poder entregar el equipo. No es que me esté quitando por gusto. Es que simplemente no hay dinero, porque no hemos recibido el apoyo que esperábamos. Y vuelvo a lo que te decía al inicio. ¿Por qué han ayudado a otras franquicias en el pasado, y no ayudar en esta ocasión a Humacao?

Cuando se le indicó que al equipo de los Atléticos de San Germán, a los que administra el BSN durante esta temporada, fue un caso estudiado y acogido con tiempo de antelación previo al inicio de la campaña, fue que Maes adujo a lo que ocurrió antes con los propios Caciques en 2015.

"Cuando nosotros compramos a Humacao, venía de ser administrado por la Liga durante la temporada también. Ahora, si a nosotros no nos llegan los auspicios, no nos llega la taquilla, obviamente que hay un problema con la plaza porque no es la primera vez que ha habido problemas con Humacao. No es un capricho nuestro. Nosotros configuramos un equipo competitivo el año pasado, configuramos un mejor equipo aún este año, manteniéndonos en los estándares de un bajo presupuesto, pero si no llegan los fondos, ¿cómo podemos hacer?  Ya perdimos muchísimo dinero el año pasado, estamos perdiendo dinero este año, y ya llegamos al punto de que no hay más", añadió, asegurando que sus pérdidas en estas dos temporadas al frente del club, totalizan alrededor de $400,000.

Maes también lamentó que, según alega, el BSN no le ha entregado a los equipos un dinero supuestamente prometido por concepto de los auspicios exclusivos de la liga. De esas ganancias, según alega Maes, se les había prometido a los equipos una partida.

"Lo que pasa es que es un mercado pequeño donde lastimosamente no hemos conseguido el apoyo que esperábamos. Por otro lado, compramos (la franquicia) bajo la premisa de que el BSN le da una cantidad importante todos los años a los clubes, por los auspiciadores propios, y desde que nosotros entramos no se nos entregó... entonces nos quedamos con un dinero que nunca llegó".

Maes reconoce que esa fue información que les dio el pasado presidente del BSN, licenciado Carlos Beltrán, pero que según dijo, "Fernando Quiñones también lo conoce".

Amenazan con no jugar

Los Caciques visitarán esta noche a los Brujos en el Coliseo Roque Nido. A pesar de su récord negativo, Humacao se encuentra a un solo partido del cuarto lugar, que ocupan los campeones Capitanes de Arecibo (9-9). Además, son el equipo que más puntos ha anotado con 1,596 y marchan segundos en promedio de tantos por juego con 88.7. También son líderes en canastos de tres puntos, con 183.

Tienen a jugadores como Will Martínez, noveno en anotaciones con 276 puntos, y como Álex Galindo, colíder de triples con 46 (segundo en promedio por juego con 2.6). Famous, por su parte, es el segundo mejor en rebotes con un total de 166 y promedio de 9.2 por partido.

"Se supone que los muchachos van a jugar y luego van a esperar los resultados de la reunión (mañana). Pero también te digo algo. Ha habido equipos que le deben dinero a los jugadores por años. Yo estoy atrasado un día... ¿te parece que sea una situación para parar un equipo?", cuestionó. "Se tenía que pagar ayer y no me ha llegado el dinero. Pero esa no es una condición para parar un equipo. Hay equipos que han jugado debiéndosele quincenas, meses, mucho más, y han seguido jugando. Ahí es que tú empiezas a ver qué hay detrás de todo esto".


💬Ver 0 comentarios