Clásico Mundial de Béisbol 2017 Equipo de Puerto Rico (semisquare-x3)
Jorge López, quien tiene una victoria en el Clásico Mundial ante México, abrirá esta noche ante Holanda en el partido de la ronda semifinal. (Ramón Tonito Zayas)

LOS ÁNGELES - El lanzador Jorge López volverá a poner su confianza plena en la trocha del receptor Yadier Molina.

El cayeyano de 24 años tendrá la pelota esta noche frente a la representación de Holanda en el duelo semifinal del Clásico Mundial de Béisbol en el Dodger Stadium.

La novena buscará regresar a su segunda final del torneo al hilo después de alcanzar el hito en el 2013. El partido comenzará a las 9:00 p.m., hora en Puerto Rico, y será transmitido por Wapa 2.

“Tuve la oportunidad de ver el partido de ellos contra los Diamondbacks, y creo que voy a seguir lo que Yadier me pida, que es ejecutar cada lanzamiento, cualquier cosa que me diga. Vamos a continuar esta comunicación”, dijo López previo a la práctica de Puerto Rico en el parque.

Molina, Jugador Más Valioso de la segunda fase en San Diego, tiene al cuerpo monticular lanzando para una efectividad colectiva de 2.25.

Holanda, que llegó a Los Ángeles con marca global de 4-2 en las rondas de Corea y Tokio, perdió 12-5 contra Arizona en un partido de fogueo.

Puerto Rico, al igual que Japón, estuvieron perfectos en seis salidas.

No obstante, las marcas no significarán nada en esta tercera y última etapa del Clásico, donde los partidos son de ‘muerte súbita’.

“Jugaremos con la misma confianza, y ejecutaremos cada tiro, cada lanzamiento, y es la mentalidad que tenemos hasta ahora”, precisó López.

El integrante de los Cerveceros de Milwaukee salió con una victoria contra México en la primera ronda en Guadalajara, donde estuvo en la loma por 4.1 entradas para permitir solo dos hits, una carrera limpia y cinco ponches.

El relevo principal de Puerto Rico será el zurdo Héctor Santiago, quien también cargó con una victoria, contra Dominicana en la segunda ronda.

Van der Hurk en la loma

Holanda, que también se encuentra en su segunda ronda de campeonato consecutiva, no tenía un lanzador determinado para el duelo contra los boricuas, aunque habían rumores de que podría ser el derecho Rick van der Hurk, un conocido del béisbol invernal boricua pues militó una temporada con los Gigantes de Carolina.

El dirigente de Puerto Rico, Edwin Rodríguez, lo confirmó. Hurk se acreditó el triunfo 5-0 frente a Corea. En dos salidas, tiene efectividad de 2.00 con 10 imparables y cinco carreras.

“La clave para mañana (hoy) será la misma filosofía, la misma estrategia que traemos desde Arizona, en nuestros entrenamientos, desde Guadalajara y San Diego. Pero a la misma vez, vamos a ser selectivos con los pitcheos, ser agresivos en las bases. En los pitcheos vamos a ser iguales, vamos a atacar la zona de strike”, señaló Rodríguez.

En la historia del Clásico, Puerto Rico tiene marca de 3-0 contra Holanda. El último triunfo fue de 5-0 en el 2009 en la primera ronda celebrada en el estadio Hiram Bithorn.

Por otro lado, Enrique ‘Kike’ Hernández, jardinero suplente, le restó importancia al hecho de que Puerto Rico es la única representación latina en el baile final.

“Vinimos a pensar solo en nosotros y solo en nosotros. El hecho de que seamos los únicos latinos aquí, o si los cuatro finalistas fueran latinos, sería lo mismo para nosotros porque jugamos la misma pelota. Incluso, jugamos la misma pelota que Holanda, Estados Unidos y Japón. Ahora mismo estamos jugando una pelota perfecta y es el mejor momento para continuar así”, resaltó.

Puerto Rico llegó ayer a Los Ángeles desde San Diego en autobús, directo al Dodger Stadium a las 3:00 p.m., luego de un tráfico pesado de casi tres horas. Tuvo una sesión de entrenamiento ligera en el parque, que no se alargó hasta las 6:00 p.m.

Activan a Piñeiro

La novena, de otra parte, activó de la lista de pitchers reservas al derecho Joel Piñeiro en sustitución de José de León, quien tiró un gran juego contra Venezuela el sábado y cargó con el triunfo tras 2.2 entradas en las que ponchó a cinco y solo concedió tres hits y una base por bolas.

De Léon, quien se integró al equipo en San Diego, fue mandado a buscar por la organización de Tampa Bay por un acuerdo que ya se había establecido, que estipulaba que solo lanzaría un máximo de 50 pitcheos en el Clásico.


💬Ver 0 comentarios