El joven fue lanzado por varias personas durante el partido. (horizontal-x3)
El joven fue lanzado por varias personas durante el partido. (AP)

Buenos Aires — El fanático que fue arrojado desde las gradas de Belgrano en el estadio Mario Alberto Kempes permanece internado el lunes con muerte cerebral en un hospital de la provincia argentina de Córdoba.

Emanuel Balbo es mantenido artificialmente con vida en el Hospital de Urgencias de la ciudad de Córdoba, 700 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, luego de sufrir un fuerte traumatismo de cráneo al ser agredido el sábado durante el medio tiempo del clásico cordobés entre Belgrano y Talleres, que se saldó con un empate de 1-1 por la 20ma fecha de la liga argentina.

El jefe de Cirugía del hospital, Norberto Brussa, indicó al canal Todo Noticias Balbo está con "muerte cerebral" y en situación "irreversible".

El joven, fanático de Belgrano, fue supuestamente tirado al vacío por seguidores de ese mismo equipo. Las imágenes transmitidas por la televisión muestran cómo Balbo intenta escapar de sus agresores, que finalmente lo interceptan en la barandilla de la tribuna y lo arrojan al vacío.

Raúl Balbo, padre de Emanuel, dijo a la radio Cadena 3 de Córdoba que su hijo fue agredido porque se encontró con el presunto asesino de su hermano, al que identificó como Óscar Alfredo Gómez.

"Mi hijo es bien de Belgrano, pero el problema se arma porque a mí hace cuatro años me mataron a un hijo y Emanuel se encontró en la cancha con uno de los que lo mataron, que es Óscar Alfredo 'El Sapito' Gómez", detalló Raúl Balbo. "Como Gómez es poco hombre, en vez de defenderse solo incitó a la violencia a todos sus amigos que tenía ahí y ellos le pegaron a mi hijo".

La fiscal Liliana Sánchez dijo a los medios que el caso es investigado como "homicidio agravado", por lo cual el responsable podría llegar a ser condenado con hasta 34 años de prisión.

Hay cuatro detenidos por el hecho y la policía busca a Gómez.


💬Ver 0 comentarios