surfers (horizontal-x3)
Para los surfers, esto le restaría atractivo turístico a Puerto Rico. (AP)

La medida legislativa presentada por el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, que otorgaría poder a los agentes de la Uniformada para desalojar a los surfers de las playas, cuando estimen que las condiciones del tiempo lo ameriten, fue tomada por esa comunidad con incredulidad y a la vez molestia porque no se le ha tomado en cuenta al momento de radicar el proyecto. 

Tres representantes de ese sector fueron entrevistados por este medio durante la conferencia de prensa celebrada en el Condado para ofrecer detalles de la edición 32 del Corona Pro Surf Circuit, que se llevará a cabo del 3 al 5 de marzo en la Playa Domes en Rincón, y coincidieron en que esas medidas en todo caso se deberían implantar en casos de personas que no tienen dominio del mar, pero a la vez se cuestionan cómo las autoridades determinarán quién tiene el conocimiento y quién no. 

“Entiendo que esto (la medida) es razonable para personas que son turistas, que están bañándose en la playa, pero para otro cierto nivel como nosotros, profesionales que los momentos más importantes de nuestra carrera en el año dependen de estos fenómenos naturales”, dijo Gaby Escudero, uno de los representantes que tendrá Puerto Rico nuevamente en el evento internacional del primer fin de semana de marzo en Rincón. 

“Honestamente me suena tan ignorante lo que están proponiendo, que no he querido ni prestarle atención. Es que en realidad es poca educación sobre el tema. La gente se ahoga en Palmas del Mar (Humacao), Jobos (Isabela) porque no hay salvavidas y hay corrientes; y hay unas cosas pasando que no tienen que ver nada con las olas. Corrientes y olas son dos cosas diferentes y quizás esa gente (los proponentes de la medida) no están al día con eso”. 

Escudero piensa que una alternativa sería tener vigilancia en las playas, pero no para sacar a los surfers, sino para orientar a quien asume ciertos riesgos sin necesariamente estar preparado. 

“Nosotros nos cuidamos unos a los otros siempre en el agua. La gente que está haciendo eso en esos días (los surfers que buscan olas en mal tiempo), son gente que sabe lo que está haciendo. No son bañistas que se ahogan porque de repente no tocaron el fondo o porque vino una corriente. Nosotros sí tomamos riesgos, pero son calculados”, justificó Escudero. “Entrenamos; hay ciertas cosas que son más mentales que físicas para poder sobrepasar todos esos momentos (de riesgo), no perder la calma. Realmente uno puede aguantar más de un minuto o casi dos de respiración, y  sobrevive. Y las olas te aguantan un máximo de 5 a 10 segundos debajo del agua”. 

Por su lado, Ale Moreda, otro de los surfers boricuas que estará activo en Rincón, anticipó que si la medida se aprobara, le costará a él varias multas porque no está dispuesto a abandonar la práctica. 

“No voy a dejar la oportunidad de las olas que en esosdías se dan. Nosotros los surfers vivimos de esa intensidad y de coger esas olas que produce nuestra Isla. Y en las tormentas y huracanes son de las mejores olas. Cuando escuché esa noticia pensé que era un chiste”, dijo en alusión a la medida del presidente de la Cámara, Johnny Méndez. 

Moreda se quejó de que al parecer la comunidad del surfing en Puerto Rico no ha sido consultada para conocer su opinión. 

“Por lo visto la gente que está corriendo y haciendo las decisiones en Puerto Rico están a lo loco, no están tomando en consideración que el 25 por ciento del turismo en Puerto Rico está hecho por surfers. Que vengan ahora a arrestar a estas personas, lo que va a hacer es restarle turismo a Puerto Rico”, dijo expresando su temor. 

Moreda hizo mucho énfasis que lo que hace falta en realidad es mucha educación, y que en lugar de intervenir con los surfers profesionales, lo que se debería hacer es tener salvavidas o personal con conocimiento del mar y sus condiciones, para velar por la seguridad de los que no están preparados. Abogó por la realización de talleres y una campaña educativa que a su juicio, puede tomar muchos años en lo que la comunidad completa se educa. 

“Yo no pienso que son los surfistas (el problema), son la gente que no sabe de surfing que se meten a su propio riesgo sin tener nada de conocimiento de qué están haciendo las olas, y por eso se meten en las condiciones en que no deberían estar. Y no creo que sea el surfista, que por lo general saben en lo que se están metiendo; es más el bañista que se está metiendo en lugares que no debería estar, y por eso deberían tener salvavidas en esos lugares”. 

En lo que respecta al productor del evento de Rincón, Ariel Avilés, este dijo que en parte puede entender la preocupación de las autoridades, pero también tiene su objeción. 

“La mayoría de los surfistas que entran en el agua tienen la condición física y el conocimiento para estar en esas condiciones. Espero que esto no afecte la industria. Yo asumo que a lo mejor la medida es más refiriéndose a la época de huracanes, pero no sé qué extensión tenga a lo largo de todo el año”, expresó Avilés. 

Avilés expresó que la disyuntiva va a estar en cómo reconocer quién tiene la preparación y quién no, como para lanzarse al agua a surfear en condiciones extremas del tiempo. Pero en ese sentido alertó que esas son situaciones que se dan frecuentemente, y no con los surfers, sino con bañistas aun en temporada fuera de huracanes. 

“Eso pasa muchas veces al año, porque salen a nadar y vienen una corriente; o sea que no es ni la ola. El que pase esa ley, yo espero que haya hecho los estudios o tenga el conocimiento para que se haga lo que realmente sea serio y que haga falta; que no sea una ley más”. 

“Lo de la medida es algo que nos enteramos hoy por las redes sociales por lo que tengo que orientarme más para poder opinar más educado sobre el tema. Pero por lo que he visto, no me parece una buena idea. La pregunta es, quién define cuáles son las condiciones de riesgo; no sé si es el Servicio Nacional de Meteorología… ¿quién va a decir que ese día no se puede? ¿Cómo lo van a comunicar para que ellos sepan que no pueden entrar al agua? ¿Cómo un policía le avisa a un surfer que está a una milla buscando una ola? Honestamente, no entiendo bien cómo van a poder implementar esa ley, y a la policía le complica un poco la situación con todas las otras cosas que tienen que hacer”, concluyó Avilés. 


💬Ver 0 comentarios