Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El empresario Mark E. Curry durante una visita al Hospital de Niños San Jorge. (Suministrada)

¿Cómo podría ser divertido ayudar a mejorar la salud de un niño o una niña y aminorar la angustia de su familia? Suena contradictorio, pero es posible a través de eventos como los que ha coordinado la Mark E. Curry Family Foundation para ayudar económicamente a la Fundación de Niños San Jorge.

Curry es un emprendedor criado en Kansas que en 2012 estableció en Puerto Rico su empresa de tecnología financiera (fintech) Sol Partners. Ya en 2010 había creado Club Curry y organizado galas benéficas en Estados Unidos continental, pero en 2015, año en que creó la Mark E. Curry Family Foundation, comenzó a celebrar los eventos en Puerto Rico.

La primera gala local, celebrada en enero de 2016 en el Hotel San Juan, giró en torno al tema de Alicia en el País de las Maravillas y logró recaudar lo suficiente para ayudar a la Fundación de Niños San Jorge a adquirir un microscopio Leika, descrito como un equipo altamente sofisticado que permite hacer cirugías complejas, como algunas para corregir malformaciones en niños, en la mitad del tiempo que normalmente toman.

“Crecí en Kansas. He sido exitoso a través de mi carrera como emprendedor. Una de las cosas que siempre ha sido importante para mí es que mi éxito no lo he logrado solo, así que siento que es realmente importante devolverle a la comunidad y hemos hecho eventos desde 2010 en los estados, en distintos lugares donde hemos tenido oficinas o personal”, explicó el empresario en entrevista con Por Dentro.

“Cuando vine a Puerto Rico estábamos buscando cómo integrar aquí lo que habíamos hecho en el pasado en otras ciudades de los estados. A través de la red de personas que he conocido aquí, pudimos identificar que esta (la Fundación de Niños San Jorge) podía ser una verdadera causa. Lo que habíamos hecho antes era para ayudar a hogares de mujeres con niños, o a niños en hogares de crianza, y esto coincide con esa misión, poder devolver a la comunidad y hacerlo para estas comunidades que no pueden realmente cuidar de sí mismos en ciertas circunstancias”, detalla Curry, quien además ha fundado Excecutive Pride, una red de apoyo para ejecutivos de la comunidad LGBTT, y MacFarlane Group, Inc., entidad que ofrece apoyo a individuos y entidades que requieren apoyo financiero alternativo.

El licenciado Domingo Cruz Vivaldi, vicepresidente senior de operaciones del Hospital de Niños San Jorge, y Stephanie Moore, directora ejecutiva de la Fundación San Jorge, informaron que en el 2016 se realizaron unas 40 intervenciones quirúrgicas con el microscopio Leika de forma más rápida y segura. Este año, esperan utilizar los recaudos para ayudar a más pacientes con malformaciones y cáncer pediátrico. Además, quisieran ampliar los servicios psiquiátricos y educativos que se brindan a niños hospitalizados. Agregaron que la Fundación de Niños San Jorge tiene 1,480 casos activos y el pasado año pagó por unos 5,200 procedimientos (terapias, visitas médicas, medicamentos, pruebas y otros servicios no cubiertos por los planes médicos). 

“Mark no solo está haciendo negocios en Puerto Rico, también se involucra en ayudar a la comunidad”, agradeció Cruz Vivaldi.

Curry, por su parte, elogió la calidad profesional que ha encontrado en Puerto Rico y que, no solo le ha permitido ampliar sus emprendimientos, sino también realizar eventos benéficos de mayor escala.

“La primera gala la organizamos en menos de 30 días, fue en Las Vegas y estaba dirigida a beneficiar Camp To Belong, una iniciativa que reúne por dos semanas en el verano a hermanos que son separados al ser puestos en hogares de crianza. Comenzamos a hacerlas en despedida de año, al estilo Las Vegas, pero dos eventos atrás decidimos que en esa fecha era muy dura. Ese evento (de Las Vegas), comparado con lo que hicimos aquí el año pasado fue como la noche y el día, el equipo (local) y todo el mundo que trabajó en ella fue realmente una experiencia maravillosa, todo el mundo la pasó increíble, el concepto y la decoración fueron realmente fenomenales y creo que este año será mejor”, aseguró.

La próxima gala de Club Curry será el 4 de marzo, coincidiendo con la reapertura del Hotel San Juan. El tema seleccionado para esta edición es “Una noche en Isla Gilligan”. El donativo requerido es de $175 por persona o $300 por pareja, y el coordinador de proyectos en Club Curry, Travis Kelso, coincide en que subirán la barra.

“Definitivamente tendremos muchas sorpresas. Nuestra meta es recaudar más fondos este año. Nuestra meta es $250,000”, sostuvo.

Para más información y para adquirir boletos se debe llamar al (787) 721-2200 o acceder a www.clubcurry.com.


💬Ver 0 comentarios