El gobierno de Nicolás Maduro intenta recuperarse de la seria crisis económica que afecta el país. (horizontal-x3)
Actualmente, el gobierno de Maduro (en la foto) intenta recuperarse de la seria crisis económica que afecta el país. (Archivo / EFE)

Cuba - El gobierno cubano respaldó hoy fervientemente la decisión de Venezuela de retirarse de la Organización de Estados Americanos (OEA), ante las intenciones del ente regional de convocar a sus cancilleres para atender de cerca la crisis venezolana.

Cuba emitió una nota a través de su Ministerio de Relaciones Exteriores (MinRex) en la cual señaló que “Venezuela ha adoptado la digna decisión de retirarse de la OEA, que firmemente apoyamos, luego de haber enfrentado con valentía el acoso, la injerencia y la ignominia de la que ha sido objeto en esa”.

Las relaciones entre los gobiernos de Cuba y Venezuela son muy estrechas, a tal punto que el país suramericano se ha convertido en el principal socio comercial y político de los cubanos.

Juntos han creado un bloque de naciones de izquierda agrupadas en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se ha convertido en la antítesis de la OEA en cuanto a posiciones políticas.

Venezuela atraviesa por un momento convulso, en el cual el gobierno de Nicolás Maduro intenta recuperarse de la seria crisis económica que afecta el país, el embate de la oposición y sus propios errores políticos.

La declaración de Cuba surge hoy tras la determinación de Maduro de ordenar el inicio del proceso de salida del país de la OEA, una decisión que ocurrió tras la aprobación por parte del Consejo Permanente del organismo de convocar a los cancilleres regionales para tratar el caso venezolano.

La decisión de Venezuela de salir de la OEA, que ingresó al ente en 1948 como miembro fundador, se da en medio de violentas manifestaciones callejeras que han dejado 29 muertos y más de 437 heridos, según la agencia de noticias AP.

“Hemos sido testigos, una vez más, de otra decisión infame e inmoral de la desprestigiada OEA, en contra de la revolución bolivariana, que reedita las bochornosas páginas escritas contra la Revolución cubana en la década del sesenta del pasado siglo”, sostiene la declaración del MinRex.

“La convocatoria de una Reunión de Consultas de Ministros de Relaciones Exteriores, para continuar hostigando al gobierno venezolano, constituye otra acción coherente con el tradicional papel de esa organización como instrumento de dominación imperialista en el hemisferio; a fin de resquebrajar la soberanía, la independencia y la dignidad de nuestra América”, agrega el escrito.

Las relaciones entre Cuba y la OEA nunca han sido miel sobre hojuelas, pues el 31 de enero de 1962 la isla fue expulsada del organismo tras convertirse en un estado socialista.

El último lustro surgió un acercamiento entre ambas partes, luego de que Cuba fuera invitada en abril de 2015 a participar en la VII Cumbre del organismo, donde el presidente Raúl Castro Ruz sostuvo un histórico encuentro con su homónimo de Estados Unidos, Barack Obama.

En ese entonces se esperaba que Cuba entrara a la organización, pero Castro Ruz rechazó que ese paso fuera a darse, sobre todo, porque no es un secreto que su gobierno y los de Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia no ven al uruguayo Luis Almagro, el secretario general de la OEA, como un hombre de fiar cuando se trata de sus políticas de izquierda.

“Cuba ratifica su firme compromiso de acompañar a Venezuela y la posición digna, valiente y constructiva del presidente Nicolás Maduro al frente de la revolución bolivariana. Expresamos nuestro apoyo y solidaridad al pueblo y gobierno venezolanos en este nuevo capítulo de resistencia y dignidad”, concluye la declaración cubana.


💬Ver 0 comentarios