Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Melissa Mark-Viverito respalda la lucha de los gays en Cuba (horizontal-x3)
Melissa Mark-Viverito en la Misión de Puerto Rico en La Habana junto al activista puertorriqueño Wilfredo Labiosa. (Suministrada)

La Habana, Cuba - La batalla a favor de los derechos de la comunidad homosexual en Cuba atraviesa su semana conmemorativa en Cuba, y hasta aquí ha llegado un grupo de boricuas desde Estados Unidos y Puerto Rico, encabezada por la concejal neoyorquina Melissa Mark-Viverito, para mostrar su solidaridad con los gays cubanos.

“Es importante que personas que son electas, no sólo en Nueva York y Puerto Rico, sino en todo Estados Unidos, vengan a respaldar la lucha de los derechos civiles de la comunidad LGBTT en Cuba”, dijo Mark-Viverito en entrevista con elnuevodia.com en la sede de la Misión de Puerto Rico en Cuba.

“Aquí, como en Puerto Rico y en Nueva York, hay sus retos con esta comunidad, y hay que las plataformas políticas para dar visibilidad a esas luchas”, agregó la concejal demócrata por el octavo distrito de la Ciudad de Nueva York, quien está en su segunda visita a Cuba, pues la primera ocurrió en 1996.

Mark-Viverito participará de las diversas actividades que acompañan a la X Jornada contra la Homofobia y la Transfobia, evento que es auspiciado por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), dirigido por Mariela Castro, hija del presidente de Cuba, Raúl Castro Ruz, y que se extiende del 3 al 20 de mayo.

La Jornada convoca a participantes de todo Cuba y a invitados de nivel internacional, quienes vienen en respaldo de los derechos civiles de la comunidad homosexual cubana, altamente discriminada por los patrones machistas que todavía imperan en la isla.

Una de las transformaciones sociales más importantes que vive Cuba se gesta a través de esta comunidad, desde la cual se han comenzado a producir importantes cambios en materia de derechos civiles con la ayuda de Mariela Castro.

La comunidad gay en Cuba vivió por décadas un rechazo colectivo fuertísimo, sobre todo, en los inicios de la revolución socialista. La situación de hostigamiento fue tal, que el propio comandante en jefe Fidel Castro Ruz expresó su “mea culpa” y, en una entrevista publicada en el 2010 por el diario mexicano La Jornada, reconoció que la fuerte discriminación a la cual fue sometido este sector de la población recayó en sus propias acciones.

“Si alguien es responsable (de la discriminación contra los gays), soy yo”, dijo Fidel Castro Ruz a La Jornada en esa entrevista. “Fueron momentos de una gran injusticia, ¡unagran injusticia!, la haya hecho quien sea. Si la hicimos nosotros, nosotros… Estoy tratando de delimitar mi responsabilidad en todo eso porque, desde luego, personalmente, yo no tengo ese tipo de prejuicios”, agregó el histórico y polémico líder cubano.

“Nosotros no lo supimos valorar... sabotajes sistemáticos, ataques armados, se sucedían todo el tiempo: teníamos tantos y tan terribles problemas, problemas de vida o muerte, ¿sabes?, que no le prestamos suficiente atención”, añadió.

Con el paso del tiempo, las cosas han ido cambiando para la comunidad gay. Ha sido un proceso sumamente lento, como suelen ser las cosas en este país, donde todo se examina con sumo cuidado y los cambios toman tiempo en crear su espacio.

Mark-Viverito ha venido a estudiar esa experiencia encabezando varias delegaciones de puertorriqueños de Chicago, Nueva York y Puerto Rico, quienes también llegan a Cuba para expresar su apoyo a un sector poblacional que ha abierto su espacio en el país a fuerza de una lucha sin cuartel.

El grupo principal fue convocado por el Centro Cultural Puertorriqueño de Chicago, entidad sin fines de lucro que también ha jugado un rol determinante en la lucha por la liberación de Oscar López Rivera de las cárceles de Estados Unidos.

“He podido hablar con líderes, y se nota que el nivel organizacional en este país es bien fuerte en esta comunidad. He recogido que en el país ha habido una aceptación de la dignidad que se merece esta comunidad”, manifestó la legisladora municipal neoyorquina, pero nacida en San Juan.

“Ellos han tenido que luchar mucho, porque no podemos esconder el cielo con la mano de que en Cuba, como pasó en Estados Unidos y muchos otros países en algún momento, la lucha por los derechos civiles de estas comunidades no ha sido sencilla. Por eso hay que darle todo el respaldo”, añadió.

La X Jornada contra la Homofobia y la Transfobia tiene sus puntos clave esta noche y el sábado, cuando se realizará la gala formal por invitación en el Teatro Karl Marx y se lleve a cabo el desfile de la comunidad gay por la concurrida Avenida 23 de La Habana. Mark-Viverito y el resto de las delegaciones boricuas tienen pautado asistir a ambos eventos.


💬Ver 0 comentarios