Obama no hizo referencia directa a la votación del jueves en la Cámara de Representantes (horizontal-x3)
Barack Obama durante la entrega del premio . (AP)

BOSTON El expresidente Barack Obama imploró el domingo a los congresistas de Estados Unidos que demuestren valor político aunque eso implique ir en contra de la posición de su partido, en sus primeras declaraciones públicas sobre el debate en torno a su emblemática reforma de salud.

Obama regresó brevemente a escena para aceptar el premio John F. Kennedy Perfil de Coraje de 2017 en la biblioteca presidencial de JFK en Boston

El premio toma su nombre de “Perfiles de coraje”, un libro escrito por Kennedy en 1957, ganador de un Pulitzer y que narraba la historia de ocho senadores estadounidenses que arriesgaron sus carreras al aferrarse a posiciones impopulares de acuerdo a sus principios.

En un discurso de aceptación de unos 30 minutos, Obama evitó los ataques partisanos y no mencionó a su sucesor, el presidente Donald Trump, que ha criticado a menudo al gobierno anterior y trabajado para deshacer muchas de las iniciativas de Obama, como la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (PPACA, por sus siglas en inglés).

El expresidente recordó a los congresistas que votaron a favor de la PPACA durante su mandato, sólo para perder su escaño en los siguientes comicios.

“Tuvieron la oportunidad de dar cobertura a millones de personas”, dijo. “Pero esta votación también podría costarles los escaños, quizá poner fin a sus carreras políticas”.

Obama no hizo referencia directa a la votación del jueves en la Cámara de Representantes, que aprobó el desmantelamiento de gran parte de su ley de salud, pero declaró que si bien ayudar a los ricos y poderosos no requiere valor, sí hace falta coraje para ayudar a los enfermos y vulnerables.

“Es mi ferviente esperanza, y la esperanza de millones de personas... que ese coraje siga siendo posible, que los congresistas de hoy, independientemente del partido, estén dispuestos a mirar los datos y decir la verdad, incluso cuando contradiga las posiciones del partido”, dijo Obama en un aparente mensaje a los republicanos indecisos.

El senador de Arizona Jeff Flake, uno de los pocos republicanos que asistió a la cena de entrega, dijo a los medios que el Senado redactará su propia versión de la iniciativa de ley y que no esperaba que el texto aprobado en la cámara baja se aprobara intacto.

El expresidente centró buena parte de su discurso en el legado del expresidente Kennedy, mientras la biblioteca se prepara para celebrar este mes el centenario de su nacimiento.

Entre los invitados al acto había representantes de la familia Kennedy, miembros del Congreso, personas que formaron parte del gobierno de Obama y famosos como el conductor David Letterman. El exvicepresidente Joe Biden y el ex secretario de Estado John Kerry también asistieron.

Aunque Obama ha evitado interferir en cuestiones internas de Estados Unidos en sus primeros meses fuera de la Casa Blanca, la semana pasada intervino en el debate político en Francia al publicar un mensaje de apoyo al candidato centrista a la presidencia Emmanuel Macron, que el domingo derrotó a su rival de ultraderecha Marine Le Pen en la segunda vuelta de las elecciones francesas.

El expresidente tenía previsto viajar el lunes a Italia para ofrecer un discurso sobre cambio climático y seguridad alimentaria en una cumbre sobre innovación alimentaria en Milán.


💬Ver 0 comentarios