Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Uno de los atacanteshabía estado en contacto mediante redes sociales  con extremistas vigilados por el FBI (horizontal-x3)
Las autoridades elevaron a 21 el número de heridos y confirmaron que siguen investigando los motivos del ataque. (AFP)

WASHINGTON — Los rifles de tipo militar que se utilizaron en el tiroteo de California fueron adquiridos legalmente, informó el jueves el gobierno de Estados Unidos.

Los dos rifles no aparecían especificados en una lista de modelos ilegales bajo las estrictas leyes de armas de California, y eran legales al incluir un pequeño cambio de diseño que afecta la manera en que se cargan las balas en el arma.

California limitó el acceso a rifles de alto poder estilo militar en 1989 y los legisladores aprobaron mayores restricciones en 2000, cuando prohibieron tipos específicos de rifles AR-15 y AK-47. Entre las armas que fueron prohibidas había rifles con cargadores desprendibles que puedan contener más de 10 rondas y otras características. Los cargadores de más de 10 balas también son ilegales.

Pero los rifles que no aparecen especificados en la lista son considerados legales, siempre y cuando se requiera de una herramienta para liberar el cargador. El cambio tiene la intención de limitar de manera efectiva el número de rondas que se pueden disparar y se toma más tiempo para recargar.

 

La ley de California obligó a la industria armamentista a comenzar a fabricar rifles militares con los llamados botones de balas, una especie de manga que bloquea el acceso rápido al botón para liberar el cargador. Los usuarios pueden utilizar la punta de una bala o una herramienta para liberar el cargador, aunque también se puede colocar un pequeño imán al botón para que el usuario pueda apretarlo con un solo dedo.

El director ejecutivo del Violence Policy Center en Washington, Josh Sugarmann, dijo que la industria de las armas "explota cínicamente una limitación inadvertida" de la prohibición de California a las armas de asalto.

Agentes de la ley recuperaron un M&P-15 Smith & Wesson y un A15, fabricados por Defense Procurement Manufacturing Services Panther Arms, y dos pistolas luego del tiroteo del miércoles en un centro de servicios sociales para discapacitados y una balacera con una pareja de esposos sospechosos de perpetrar el ataque. Ambos rifles fueron vendidos con los botones de balas.

El subdirector de la oficina del FBI en Los Ángeles, David Bowdich, dijo el jueves que Syed Rizwan Farook adquirió las pistolas de manera legal. Señaló que los rifles fueron comprados por alguien más pero no proporcionó los detalles. El Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos dijo previamente que las cuatro armas se compraron de forma legal.


💬Ver 0 comentarios