Protestaron por los propuestos recortes a la institución universitaria (Teresa Canino Rivera)

La protesta estudiantil, que comenzó esta mañana en el Capitolio, en contra de los propuestos recortes de $300 millones al presupuesto de la Universidad de Puerto Rico (UPR) culminó cerca de las 2:00 p.m. frente a La Fortaleza.

Previo a finalizar, la presidenta del Consejo General de Estudiantes de la UPR de Río Piedras,  Wilmarí de Jesús, catalogó de exitosa la asistencia de los manifestantes, que incluyó a estudiantes, profesores, empleados y algunas organizaciones.

La líder estudiantil aseguró que los esfuerzos por continuar la lucha contra las exigencias de la Junta de Supervisión Fiscal no culminaron hoy, ya que este sábado los 11 presidentes de los consejos generales de estudiantes de los 11 recintos de la UPR se reunirán para dialogar diversos asuntos.

Además, sostuvo que el recinto de Río Piedras tendrá otra asamblea estudiantil durante la segunda semana de marzo para tomar otras acciones. De hecho, De Jesús indicó que todavía no han decidido realizar una huelga, “pero no la descartamos”.

Durante la protesta, que duró cerca de cuatro horas, hubo un amplio despliegue policiaco custodiando los accesos al histórico edificio de la Casa de las Leyes.

Entre las medidas implantadas por la Policía, colocaron vallas de plástico frente a las escalinatas del ala norte. De hecho, varios agentes llegaron en guaguas de diversos distritos y unidades de la Uniformada.

Esta manifestación fue convocada la semana pasada en una asamblea del Consejo General de Estudiantes del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM). En total, ocho de los 11 recintos aprobaron paros hasta el día de ayer.

"Se han unido los 11 recintos con los tres sectores universitarios para defender la UPR, para defender lo que es la universidad pública, accesible. Estamos demandando que la UPR se vea como una inversión y no como un gasto. Por eso estamos aquí hoy, para reclamarle al gobierno, reclamarle a la Legislatura y reclamarle a la Junta de Control Fiscal que permita que la universidad funcione y no la desmantele", expresó temprano Christie Capetta, vicepresidena de la Hermandad de Empleados Excentos No Docentes (Heend).

Según Capetta, el recorte de $300 millones sugerido por la Junta de Supervisión Fiscal desaparecería la UPR y la dejaría inoperante. 

"Ahora mismo, con un plan que impone $150 millones menos a penas puede funcionar, te puedes imaginar con $300 millones menos. La UPR no puede, no puede existir con $300 millones menos", añadió. 

Otro de los grupos que se unieron a la manifestación fue la AsociaciónPuertorriqueña de Profesores Unidos (APPU). José Raúl Rivera Caballero, presidente de la APPU,  expresó que llevaron un mensaje de preocupación porque las medidas de austeridad que la Junta de Supervisión Fiscal propone para el País y para la UPR, profundizarán la crisis económica y destruirán la principal institución educativa de la Isla.

A la manifestación también le llegó la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz.

“Pensamos que se ha adoptado un discurso que va a hacer terrible para el futuro de Puerto Rico. La APPU, los docentes, estamos defendiendo que otro Puerto Rico es posible, que destruyendo a la Universidad de Puerto Rico no vamos a salir de la crisis”, manifestó.

Reacciona La Fortaleza

Ante la manifestación de los estudiantes de la UPR, la secretaria de prensa de La Fortaleza, Yennifer Álvarez, emitió unas declaraciones escritas en las que aludió a que el gobernador Ricardo Rosselló se encuentra en la capital federal. También aludió a que Rosselló está en disposición de conversar con el liderato estudiantil.

“Anoche el gobernador Ricardo Rosselló Nevares viajó a Washington, D.C. para participar en la reunión de invierno de la Asociación de Gobernadores. Conversó en el aeropuerto con dos jóvenes que se identificaron como estudiantes de medicina de la UPR y que pidieron su intervención para evitar el recorte de $300 millones propuesto por la Junta de Supervisión Fiscal y la paralización de clases a causa de los paros estudiantiles. Estuve presente durante la conversación y el primer ejecutivo comentó la necesidad de que los estudiantes expresen también sus preocupaciones ante la administración universitaria, porque la Junta de Gobierno y la presidenta interina de la UPR están a cargo de trabajar el Plan Fiscal para la Universidad”, señaló.

“Además, el gobernador comunicó que está disponible para conversar con el liderato estudiantil –tal y como lo hizo con el presidente del Consejo General de Estudiantes del Recinto de Ponce la semana pasada- y discutir con el estudiantado sus propuestas para atender la crisis fiscal de la UPR”, concluyó.

Revive las incidencias:


💬Ver 0 comentarios