Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Crean jardín de lluvia en el estuario de la laguna del Condado (semisquare-x3)
Decenas de voluntarios y personal de la cervecera MillerCoors participaron de esta actividad. (Suministrada)

Como parte de los esfuerzos que realiza el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan para concienciar en torno a la importancia de mantener una reserva estuarina, este ente -en conjunto con decenas de voluntarios y personal de la cervecera MillerCoors- crearon este sábado un jardín de lluvia en la laguna del Condado para retener escorrentías pluviales.

Los jardines lluvia son áreas con flores y vegetación nativa que capturan las escorrentías de superficies impermeables, como de techos y carreteras, y las  filtran en el suelo antes que llegue a un cuerpo de agua. Estos huertos evitan que el agua corra hacia los drenajes de agua pluvial.

Asimismo, ayudan a eliminar contaminantes, incluyendo fertilizantes, pesticidas, aceites, metales pesados u otros químicos que el agua de lluvia arrastra de las azoteas o del pavimento.

En este caso, se utilizaron plantas de pampa grass, grey mangrove  y lengua de vaca.

“Básicamente lo que hacemos son adiestramientos de ciudadanos como ciudadanos científicos, y logramos que ellos entiendan de una manera bien sencilla las necesidades de una reserva estuarina en el Condado”, explicó en entrevista telefónica con elnuevodia.com Brenda Torres, nueva directora ejecutiva del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan.

“Lo que ocurrió hoy es un ejemplo de lo que queremos seguir haciendo alrededor del estuario en la medida en que se restaura la calidad de las aguas”, agregó Torres, quien ayer se estrenó como directora ejecutiva luego de la salida de Javier Laureano, quien aceptó el puesto de director de la División de Agua Limpia de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) en la región de Nueva York.

Imagen del jardín de lluvia.

Además de la creación del jardín de lluvia, los voluntarios midieron la calidad del agua, sembraron 40 árboles de mangle rojo para evitar el desgaste del terreno del área y la sedimentación de la laguna e hicieron una evaluación de la condición la cubierta vegetativa de ese cuerpo de agua.

Por último, realizaron un estudio de caracterización de microplásticos (microbeads), que no son otra cosa que pequeñas partículas de plástico que se utilizan en productos de belleza, como los llamados “scrubs” o exfoliantes. Estas partículas no se tratan en las plantas de tratamiento por lo que terminan en los cuerpos de agua y son ingeridos por los peces y demás animales que viven allí.

“Las personas se creen que esas bolitas son hechas de sal, pero en realidad es plástico. Cuando llegan a las plantas de tratamiento de Acueductos, no se tratan y no se disuelven y siguen en el sistema. Se convierten en parte del cuerpo de agua y se ingieren por los animales. Son detrimentales para el balance del estuario. De hecho, cuando las personas se comen un pescado, están ingiriendo eso”, acotó Torres, quien ha estado vinculada al Programa del Estuario desde hace 11 años.

Semana nacional de los estuarios

Torres aprovechó para invitar a la ciudadanía a participar en las actividades de la Semana nacional de los estuarios, que será del 17 al 24 de septiembre.

La primera actividad será la Limpieza Internacional del Costas, que se llevará a cabo el sábado, 17 de septiembre. Le seguirá un encuentro bautizado "Conoce las aves del Viejo San Juan" el martes, 20 de septiembre.

Al día siguiente, se celebrará la charla y recorrido educativo "Conoce el Estuario", a las 3:00 pm. La última actividad será un taller para educadores sobre el Estuario.

Torres destacó que las personas interesadas en participar de estas iniciativas pueden acceder el portal del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan o llamar al 787-725-8165.


💬Ver 0 comentarios