Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La Agenda Nacional Puertorriqueña le envió el mensaje al presidente Obama justo antes de que saliera de vacaciones. (GFR Media)

WASHINGTON - Si decide liberar antes del nuevo año al prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera, el presidente Barack Obama, quien desde antenoche está de vacaciones de Navidad, deberá poner en marcha el proceso de indulto desde Hawái.

Como es su costumbre, el presidente Obama pasará la época navideña en el estado en que nació.

Justo antes de que saliera de la Casa Blanca, la principal coalición de la diáspora boricua le dio un recordatorio para que en estos días piense en la solicitud de clemencia para López Rivera y considere su excarcelación como un acto de “misericordia y reconciliación”.

La Agenda Nacional Puertorriqueña –creada oficialmente este año y que reúne a grupos cívicos y líderes políticos boricuas en EE.UU.– envió una carta al presidente Obama con el objetivo de acentuar el apoyo que tiene la solicitud de liberación de un prisionero que ha cumplido más de 35 años de cárcel

“(López Rivera) ha sufrido por tiempo suficiente y ese sufrimiento ya no es justo. El indultó a Oscar López Rivera enviaría una señal al mundo de que la justicia todavía prevalece en Estados Unidos”, indica la carta, suscrita por la presidenta interina de la Agenda Nacional Puertorriqueña, Nilda Iris Ruiz.

Hoy le queda al presidente Obama solo un mes en la Casa Blanca. El presidente electo de EEUU, Donald Trump, tomará posesión al mediodía del 20 de enero. Tradicionalmente, los funcionarios de la Casa Blanca dejan sus oficinas para la medianoche del 19 de enero.

Por tal razón, se considera que cualquier decisión del presidente Obama sobre la petición de clemencia de López Rivera, presentada hace más de cinco años, debe ser decidida a más tardar el 19 de enero.

En su carta, la Agenda Nacional Puertorriqueña destacó que cerca de 200,000 personas han firmado diferentes peticiones a favor de la liberación de López Rivera, quien lleva 35 años y medio en cárceles estadounidenses tras ser convicto principalmente de conspiración sediciosa debido a sus vínculos con las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).

“Líderes mundiales, incluyendo premios Nobel de la Paz como el reverendo Desmond Tutu y el presidente Jimmy Carter, han abogado por la liberación de Oscar López Rivera”, agrega la carta.

Más de 108,000 personas reclamaron al presidente Obama, por medio de una petición de internet en la Casa Blanca, que acepte la petición de clemencia presentada por López Rivera en 2011.

Esta semana, la Casa Blanca respondió que el caso de López Rivera sigue en manos del Departamento de Justicia de EE.UU., que le rendiría una recomendación al presidente Obama. Como presidente, sin embargo, Obama no tiene que consultar a nadie o aceptar recomendación alguna para decidir otorgar clemencia a una persona.

Tras una conferencia de prensa en la Casa Blanca, el presidente Obama partió el viernes en la noche de vacaciones hacia Hawai. Regresará a Washington el 2 de enero, un día antes de que inicie la sesión 115 del Congreso.

Si para el 3 de enero el presidente Obama no ha tomado una decisión, el comité pro excarcelación de López Rivera planifica hacer una manifestación frente a la Casa Blanca pocos días después para entregar otras 100,000 firmas a favor de su liberación. Inicialmente se pensó hacer el evento el 6 de enero, cuando López Rivera cumplirá 74 años y se celebra el día de los Tres Reyes Magos.

Pero, ahora se intenta coordinar la actividad para el 11 de enero, cuando se conmemora el natalicio del prócer independentista y educador, Eugenio María de Hostos.


💬Ver 0 comentarios