Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El foro se llevará acabo a las 6:00 p.m.

Con un vídeo de poco más de dos minutos de duración, el grupo “Dios le debe Hacienda”, busca orientar sobre la separación que debe imperar entre el Estado y la Iglesia, como lo establece la Constitución de Puerto Rico.

El vídeo, denominado “Educar con Ciencia” también es parte de una campaña que busca invitar al público a participar de un foro sobre este tópico, que se llevará a cabo este próximo 8 de abril en el anfiteatro de la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Puerto Rico, indicó el portavoz del grupo, Amado Martínez.

El grupo “Dios le debe a Hacienda” lleva cinco años orientando sobre la separación que debe haber entre la Iglesia y el Estado. Anualmente, y cercano a la fecha en que se debe entregar al Departamento de Hacienda la planilla sobre contribución de ingresos, realizan una manifestación para dejarse sentir. El año pasado exigieron que iglesias mostraran públicamente sus libros financieros como parte de su reclamo de que deben pagar al Gobierno por sus negocios. Este año, dijo Martínez, centrarán su manifestación en la injerencia que ha tenido la Iglesia en las escuelas públicas del país. Precisamente, el vídeo también aborda ese tema.

“La campaña se fundamenta en señalar las ventajas que tiene la doctrina religiosa en las escuelas, así como su injerencia en asuntos gubernamentales gracias a los privilegios y ventajas económicas que disfrutan. Las iglesias no pagan impuestos sobre sus ingresos, pero deciden lo que se hace con el dinero de nuestras contribuciones cada vez que pretenden imponer sus creencias en la educación pública y en las leyes que nos gobiernan a todos y todas”, sentenció Martínez, un productor de cine publicitario.

Mediante ayunos y oraciones en agencias de Gobierno, con la creación de oficinas de base de fe y hasta bloqueos viales se usan fondos públicos para promover la religión, denuncia el grupo en el vídeo, el primero de varios, adelantó Martínez. El vídeo está disponible en https://youtu.be/LLwPtQ43XIE.

“La Constitución de Puerto Rico ordena claramente la separación entre Iglesia y Estado. Sin embargo, las iglesias, aun siendo negocios lucrativos, no pagan impuestos”, dice el vídeo que cuenta con la participación de algunos de los más de 10,000 miembros del grupo “Dios le debe a Hacienda”.

“Se promueve el dogma cristiano por sobre cualquier otra creencia violentando incluso la libertad de culto”, se añade.

En el Artículo II de la Constitución, bajo la Carta de Derechos, se establece en la Sección 3 la Libertad de Culto. “No se aprobará ley alguna relativa al establecimiento de cualquier religión ni se prohibirá el libre ejercicio del culto religioso. Habrá completa separación de la Iglesia y el Estado”, reza la Constitución.

Pero Martínez asegura que eso se violenta diariamente en el país. Precisó que, en esta ocasión, enfatizan en la alegada intromisión de la Iglesia en la educación del país por la controversia reciente que se suscitó con el tema de perspectiva de género “y cómo la Iglesia ha tratado de entorpecer esa iniciativa pública”.

“El objetivo es principalmente presentar que no estamos de acuerdo con la propuesta cristiana en el debate público, en la política, en la creación de leyes y en la educación”, dijo Martínez.

Aseguró que en el grupo participan personas que se congregan o creen en una denominación religiosa -como puede ser la musulmana o la judía- pero “aún así creyendo en dioses, se sienten intimidados por la demostración de fuerza de organizaciones como Puerto Rico por la Familia” en asuntos gubernamentales que establecen la política pública del país.  

“Esa agenda religiosa atenta contra un montón de personas que no practican su creencia. Ellos están gobernando con la Biblia, que entiendan que es inconstitucional porque violenta la separación de Iglesia/Estado. También se violenta la libertad de culto cada vez que se defiende una ley a partir de dogmas cristianos y evangélicos fundamentalistas, que atentan contra la libertad del judío, del musulmán. Se está atacando a esa otra gente. Puerto Rico es un pueblo cristiano en su práctica privada, pero el Estado no puede ser cristiano”, sostuvo. 

Por su parte, el portavoz de Puerto Rico por la Familia, César Vázquez, indicó que este grupo está equivocado en lo que plantea.

“La separación de Iglesia y Estado es para proteger a la Iglesia del poder del Estado. Eso no significa que los miembros del Estado, que pertenecen a la Iglesia son ciudadanos de segunda clase y que no pueden participar del debate político y público porque estaríamos literalmente siendo discriminados por ser religiosos. Lo que el Estado no puede hacer es imponer una iglesia para todos sus constituyentes”, dijo.

Además, argumentó que la Ley de Organizaciones Sin Fines de Lucro de Puerto Rico es la que permite que las Iglesias no paguen tributos.

“Las Iglesias son vistas como organizaciones sin fines de lucro. Realmente el ataque de esta gente (el grupo ‘Dios le debe Hacienda’) a la Iglesia es infundado porque nunca han podido traer un caso en el que se esté dando lo que ellos alegan. Si alguien usa el manto de la Iglesia como organización sin fines de lucro y no es así, debe enfrentar las consecuencias de la ley. Está engañando no solo al Estado sino a sus feligreses. Cuando estos grupos tengan evidencia de que eso es así, que lo lleven al (Departamento de) Justicia”, afirmó Vázquez.


💬Ver 0 comentarios