Arranca mañana de manera indefinida

Por segunda ocasión en siete años, los 11 recintos de la Universidad de Puerto Rico (UPR) intentaron anoche establecer un frente común para paralizar el sistema universitario público como mecanismo de lucha para evitar recortes millonarios al presupuesto de la institución.

A las 7:30 p.m., los universitarios aprobaron una moción para iniciar una huelga “sistémica indefinida” con 4,522 votos a favor y 1,154 en contra, que debe iniciar a la medianoche en la mayoría de los recintos del sistema universitario público.

El voto de huelga refrendado en una asamblea nacional -que incluyó a la UPR, el Conservatorio de Música y la Escuela de Artes Plásticas (EAP)-, cobijó a ocho recintos. No incluyó a los recintos de Mayagüez, Aguadilla y Ciencias Médicas, que no tenían quórum cuando se tomó la votación.

Mientras, el Recinto de Carolina se unirá a la huelga el 12 de abril luego de que los estudiantes tomen sus exámenes finales.

Hoy, el Consejo General de Estudiantes de Mayagüez celebrará una asamblea para ratificar los acuerdos de la asamblea nacional, que incluye el voto de huelga indefinido. El viernes, Ciencias Médicas celebrará su asamblea.

No queda claro qué ocurrirá en Aguadilla puesto que ese recinto decidió no participar de la asamblea nacional, aunque algunos de sus alumnos participaron en el cónclave.

La EAP y el Conservatorio de Música, que no son parte del sistema UPR, no se unieron al paro, pero aprobaron una moción de apoyo y solidaridad con los estudiantes de la universidad del estado.

La moción de huelga, presentada por los estudiantes del colectivo Enlace Estudiantil Mariliana Martínez, Víctor Hernández, Ian Maldonado y Gabriela Rivera, también estipuló que para reiniciar labores de los recintos en paro se deberá cumplir con cinco requisitos.

Estas condiciones exigen que no se impongan sanciones a los estudiantes que participen en la huelga, que se presente un plan de reforma universitaria elaborado por la comunidad universitaria, que se audite la deuda pública y se restituya a los miembros de la comisión evaluadora de la auditoría pública y su prepuesto.

Como parte de esa moción, los estudiantes rechazaron un alza en la matrícula y la eliminación de las exenciones de matrícula, así como el tijeretazo de $450 millones consignado en el plan fiscal aprobado por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

La Asamblea Nacional, coordinada por la Confederación Estudiantil Nacional y que contó en un momento con una participación de 10,846 estudiantes, aprobó otra moción para exigir la renuncia de la presidenta interina Nivia Fernández Hernández y que se excluya su nombre y el del expresidente Miguel Muñoz de la lista de candidatos a presidir la institución. También solicitó la renuncia de Rafael Irizarry Cuebas, miembro de la Junta de Gobierno de la Escuela de Artes Plásticas.

Reunidos en el Coliseo Roberto Clemente en San Juan, ataviados con banderas de Puerto Rico y un imagen del expreso político Oscar López, los universitarios también acordaron incluir a los estudiantes de la EAP y del Conservatorio en sus negociaciones con las autoridades gubernamentales y en la reunión con la JSF.

Wilmarí De Jesús, presidenta del Consejo General de Estudiantes de Río Piedras, único campus en paro desde el 28 de marzo, se expresó esperanzada con los acuerdos alcanzados en el junte universitario, que pareció evocar la asamblea nacional celebrada en Ponce el 21 de junio de 2010.

En esa asamblea de los 11 recintos de la UPR, los estudiantes ratificaron los acuerdos que pusieron fin a una huelga estudiantil que inició en Río Piedras y paralizó el sistema durante dos meses tras propagarse a los otros recintos.

“Es esperanzador ver a tantos estudiantes unidos, debatiendo largas horas sobre la situación del País”, expresó De Jesús al concluir el cónclave.

Revive las incidencias de la asamble nacional


💬Ver 0 comentarios