El Recinto de Río Piedras de la UPR deberá reabrir sus portones por orden del Tribunal Apelativo en o antes de este jueves a las 6:00 a.m. (horizontal-x3)
El recinto de Río Piedras de la UPR deberá reabrir sus portones por orden del Tribunal Apelativo en o antes de este jueves a las 6:00 a.m. (Wanda Liz Vega Dávila)

Para el Movimiento Estudiantil que lidera la huelga indefinida en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR), será la próxima Asamblea General de Estudiantes, y no el Tribunal de Apelaciones, la que determinará si se abren o no los portones del primer centro docente.

 En caso de que el estudiantado ratifique el voto de huelga en la asamblea de este miércoles, la portavoz del Movimiento, Itzaira González, aseguró que seguirán apostados en los portones para defender la permanencia de su estrategia de lucha.

“Consideramos que la postura asumida por la administración es  irresponsable, porque esta paralización comenzó con un voto democrático en una asamblea de estudiantes y entendemos que, de esa misma manera, se debe decidir si se ratifica o se levanta. Si se ratifica, aquí vamos  a estar”, aseguró González.

Se refirió  a una carta circular firmada por la presidenta interina de la UPR, Nivia Fernández, en la que asigna a la rectora interina del Recinto, Carmen Rivera, la tarea de comunicar a todos los miembros de la comunidad universitaria las acciones requeridas ante la orden del tribunal y las consecuencias para las personas que obstaculicen su cumplimiento. 

Orden judicial 

La sentencia emitida el viernes pasado por el Tribunal de Apelaciones  ordena a la administración universitaria a abrir los portones del Recinto de Río Piedras de la UPR en o antes del jueves a las 6:00 de la mañana.

Ese día, ordena el Apelativo, se deberá regresar a los salones de clase para continuar con el calendario académico del semestre universitario y permitir el libre  acceso al Recinto para toda la comunidad universitaria. Este viernes, el Tribunal de Primera Instancia de San Juan deberá realizar una vista de seguimiento para comprobar que se haya ejecutado la orden.

“Cualquier incumplimiento de esa orden por cualquier miembro de la comunidad universitaria, incluyendo empleados docentes y no docentes, estudiantes y contratistas, podría conllevar un desacato con las consecuentes penalidades que imponga el Tribunal a cada persona que incumpla”, lee la carta circular firmada por la presidenta interina.

Ojo al uso de fuerza 

Al final de la carta, se hace alusión a la Política Institucional sobre la Convivencia en la UPR, un postulado que rige la resolución de conflictos a través del diálogo y la unión de voluntades, descartando la violencia.

Ante la preocupación latente sobre las fuerzas que podrían colisionar este jueves, en caso de que la huelga persista en los portones, todavía la administración universitaria carece de respuesta. De acuerdo a un portavoz de la presidencia, “no se ha evaluado” si la Policía intervendrá ese día en caso de resistencia, por lo que, por el momento, se hace un llamado ala comunidad universitaria. 

En ese contexto, González dijo que el estudiantado  está  preparado  para una posible intervención policial en caso de que tengan que defender un voto ratificado de huelga en la asamblea de este miércoles.  

 “Siempre apostamos al diálogo sin utilizar la violencia, pero si nos tenemos que defender, lo vamos a hacer como cualquier persona en su derecho a la autodefensa”, sostuvo la estudiante de lenguas modernas. 

 Mientras conversaba con este medio, la también candidata a graduación se encontraba apostada frente al portón principal del Recinto de Río Piedras, al borde de la Avenida Ponce de León. Detrás de ella, se multiplicaban las pancartas de denuncia contra la represión policial, contra la negativa a auditar la deuda pública y contra el grupo de estudiantes cuya demanda dio pie a la orden del Tribunal Apelativo.

 “Nuestra invitación siempre ha sido a que vengan y dialoguen, y que nos den sus propuestas. La universidad es de todos, no solo de los que estamos en los portones. Más allá de criticar nuestro método de lucha,  que vengan y se sienten con nosotros. A través de este método de lucha (la huelga), es que hemos tenido la oportunidad de sentarnos a hablar y elaborar propuestas”, defendió la estudiante.

No cruzarán línea de piquete

El presidente de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND) de la UPR, José Torres, adelantó ayer a El Nuevo Día que su matrícula no cruzará los portones del recinto si el 11 de mayo amanecen cerrados tras un voto ratificado de huelga.

“Eso es un llamado a la confrontación, es una irresponsabilidad. No vamos a entrar si los portones están cerrados. No vamos a forzar la entrada; los trabajadores universitarios no somos personas de confrontar a los estudiantes y no vamos a acatar esa orden si los portones están cerrados”, sostuvo el líder sindical.

A su juicio, recurrir a la intervención policiaca para obligar la apertura de los portones sería una puerta a cometer los errores del pasado.

“Lo que crea es desgracia a la universidad y agresiones a los estudiantes. No se crea un ambiente sano de estudio ni de trabajo con unos guardias estatales metidos ahí, ya que las protestas seguirían con mayor fuerza dentro del propio recinto”, prevé.

Este medio intentó comunicarse con la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), pero no obtuvo respuesta.


💬Ver 0 comentarios