Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Tardó en bajar del asta porque se enredó. (David Villafañe)

Mientras la Asamblea Legislativa discutía la aprobación de medidas como parte del cierre de la sesión, Alberto de Jesús Mercado, conocido como “Tito Kayak”, subió al asta de la bandera de los Estados Unidos ubicada en el lado norte del Capitolio para colocar otra bandera.

La acción de Kayak provocó que la portavoz de la delegación penepé en la Cámara de Representantes, Jenniffer González, se quejara ante el presidente del cuerpo, Jaime Perelló, por la inacción de la Policía y la falta de seguridad en las inmediaciones del Capitolio.

“En estos momentos y bajo la mirada de oficiales de la Policía, Tito Kayak baja la bandera de los Estados Unidos. Esto cuando no hay ni siquiera seguridad en ninguna de las entradas de los anexos del Capitolio”, se quejó González en tono fuerte mientras era escuchada por sus homólogos.

“Aquí laboran miles de empleados no solamente los legisladores. Yo le exijo a usted como máximo dirigente y presidente de este cuerpo que vele por la seguridad”, exigió González.

De inmediato, Perelló acogió la petición de la representante penepé.

“Este presidente de la Cámara y el superintendente del Capitoliole (Abel Vázquez,) ha enviado varias cartas al superintendente de la Policía, (José Caldero,) solicitándole que aumente la cantidad de efectivos asignados al distrito capitalino. Cada vez son menos los policías que están asignados. Aquí trabajan más de 1,500 empleados”, aseveró.

Se comprometió en volver a pedirle a Caldero más policías para vigilar el Capitolio, sobre todo, en turnos nocturnos.

En el ínterin, De Jesús colocó sobre la bandera estadounidense otra bandera grande blanca con las siguientes letras “Las playas son del pueblo”.

Tardó en bajar del asta porque se enredó, según observó este diario. 


💬Ver 0 comentarios