Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

“No. No me robo la luz”, fueron las palabras del representante estadista José Luis Rivera Guerra el pasado 21 de octubre.

Pero, aunque no se la roba, su conexión no es legal. Así lo informó recientemente la AEE, luego de conocerse que  Rivera Guerra tiene una conexión energética en la que varias casas comparten el mismo contador, en el sector Camino Las Rosas del barrio Caimital Alto, en Aguadilla.

“Te digo una cosa. Yo no promulgo que se roben la luz. Si la junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica no hace su trabajo y no baja la luz… si hay gente que se la roba, yo lo que le digo es ‘no se la robe’ o por lo menos que no los cojan. Yo estoy con el pueblo… También tengo que hacer un llamado a la AEE a que bajen el costo de la luz”, abundó el representante en entrevista radial (WKAQ 580).

Ahora el legislador penepé enfrenta críticas por sus palabras y acciones. También enfrenta una querella ética pues, además, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) también confirmó que Rivera Guerra no es su cliente.

“Rivera Guerra acepta que desde que está viviendo en dicha propiedad ha estado haciendo uso de los servicios de energía eléctrica y agua sin tener los permisos correspondientes”, reza la querella firmada por un notario.

El representante no emitirá expresiones a la prensa, según indicó su portavoz de prensa, Sheila Angleró.


💬Ver 0 comentarios