Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Casa Blanca (horizontal-x3)
Lin Manuel le mencionó el caso de Oscar López Rivera a Obama en un taller el lunes en la Casa Blanca. (AP / Jacquelyn Martin)

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo esta semana al artista puertorriqueño Lin Manuel Miranda que tiene "sobre su escritorio" la petición de clemencia del prisionero político Oscar López Rivera.

Lin Manuel le mencionó el caso de López Rivera a Obama durante el taller a estudiantes y presentación de miembros del elenco del musical Hamilton que tuvo lugar el lunes en la Casa Blanca.

"La respuesta de Barack Obama fue que lo tenía sobre su escritorio", indicó la presidenta del Concejo Municipal de Nueva York, la puertorriqueña, Melissa Mark Viverito, quien le había solicitado al guionista, actor y rapero boricua que incluyera el caso de López Rivera, preso hace casi 35 años, en sus conversaciones con el presidente estadounidense.

Históricamente los presidentes de EEUU han otorgado clemencia a prisioneros políticos independentistas puertorriqueños de forma independiente, pero el presidente Obama tiene previsto aumentar la concesión de indultos próximamente.

Los próximos indultos, sin embargo, se refieren a convictos por casos de droga, como parte de su campaña a favor de una reforma del sistema de justicia. En enero, el presidente Obama aprobó decenas de clemencias relacionados a casos de drogas.

"El Presidente espera continuar otorgando conmutaciones de sentencia durante el resto de su tiempo en el puesto", dijo Brandi Hoffine, portavoz de la Casa Blanca, en declaraciones recientes al periódico The Washington Post.

Jan Susler, abogada del prisionero político puertorriqueño, visitó el lunes a López Rivera en prisión. "Está muy bien de salud", dijo.

Pero, sostuvo que es costumbre de la Casa Blanca y el Departamento de Justicia de EEUU no emitir comentarios públicos sobre procedimientos de clemencia.

Anteriormente, la posición de la Casa Blanca ha sido que el caso de López Rivera estaba bajo evaluación del Departamento de Justicia, a cuya oficina de clemencias y perdones ejecutivos el presidente Obama le solicitó una recomendación.

López Rivera cumple en mayo 35 años en cárceles estadounidenses después de ser convicto por sedición, entre otras cosas,  debido a sus vínculos con el grupo clandestino independentista Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).

"Me causó emoción saber que (trató el tema).  Se lo pedí como favor a través del papá (el estratega político Luis Miranda) y Lin Manuel aceptó mencionarlo", indicó la concejal Mark Viverito.

Numerosas personalidades internacionales, incluidos los premios Nobel Desmond Tutu y Rigoberta Menchú,  y el Caucus Hispano del Congreso, han pedido su excarcelación. En Puerto Rico, el gobernador Alejandro García Padilla, el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, el movimiento independentista puertorriqueño, sectores sindicales y religiosos han formado un consenso a favor de que se libere a López Rivera.

Lin Manuel Miranda participó también el martes en Washington de una conferencia de prensa de legisladores federales demócratas en reclamo de que el Congreso apruebe legislación que suavice la crisis fiscal y de deuda pública de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios