Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Donald Trump, insistió en describir la renovación de por lo menos una parte de las asignaciones de Medicaid que recibe ahora Puerto Rico como un rescate financiero. (horizontal-x3)
Donald Trump, insistió en describir la renovación de por lo menos una parte de las asignaciones de Medicaid que recibe ahora Puerto Rico como un rescate financiero. (EFE)

NUEVA YORK - En una entrevista con el servicio de noticias Reuters, el presidente de EE.UU., Donald Trump, insistió en describir la renovación de por lo menos una parte de las asignaciones de Medicaid que recibe ahora Puerto Rico como un rescate financiero.

“No creo que eso sea justo con la gente de Iowa, y no creo que es justo para la gente de Wisconsin y Ohio y Carolina del Norte y Pensilvania que estemos rescatando financieramente a Puerto Rico con miles y miles de millones de dólares”, indicó Trump.

La propuesta que debate el Congreso, sin embargo, no hace referencia en este momento a “miles de millones de dólares”, sino a la posibilidad de otorgar quizá entre $562 millones y $900 millones en fondos de Medicaid a Puerto Rico para el próximo año fiscal, ante el vencimiento a finales de 2017 de las asignaciones que ha hecho la ley Obamacare.

En los últimos años, Puerto Rico ha podido reclamar cerca de $1,200 millones anuales en fondos de Medicaid, a través de la ley Obamacare. Otros $334 millones surgen de una ley permanente.

De todos modos, los esfuerzos por lograr una asignación de cientos de millones de dólares por lo menos para el próximo año fiscal puertorriqueño han quedado pendientes para la semana próxima.

Pero, después de los explosivos tuits y las expresiones más recientes de Trump a Reuters clasificando una asignación de Medicaid para la Isla como un “rescate financiero” –una fruta prohibida en el ambiente republicano–, la incertidumbre está lejos de aclararse.

“Se ha generado mucha frustración”, dijo a El Nuevo Día un cabildero cercano a estos debates, altamente preocupado con la intervención del presidente de EE.UU. y el que el gobierno de Ricardo Rosselló, como en el debate de status, volviera a ser sorprendido.

Hasta en la prensa estadounidense ha llamado la atención que la contratación del cabildero Corey Lewandowski, ex director de campaña de Trump, por parte del gobierno de Puerto Rico, no haya podido evitar el daño de los polémicos tuits del presidente de EEUU.

“Contratar a Lewandowski para cabildear no ha salvado a Puerto Rico de tuits desagradables”, tituló el servicio de noticias Bloomberg. Lewandowski fundó la empresa de cabildeo Avenue Strategies y tiene un contrato con la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA) que asciende a $125,000 por cuatro meses.

En un segundo tuit que envió ayer, el presidente Trump afirmó que los demócratas del Congreso, por defender una asignación de fondos de Medicaid para Puerto Rico, “quieren cerrar el gobierno” federal.

“Los demócratas quierencerrar el gobierno si no damos un rescate financiero a Puerto Rico y le damos miles de millones de dólares a sus compañías aseguradoras  a causa del fracaso de Obamacare. ¡NO!”, indicó.

Los tuits de Trump coincidieron con los informes de que fondos de inversiones con bonos de Puerto Rico buscan complicarle la agenda al gobierno y condicionar una asignación de Medicaid  al retraso en la vigencia del título III dePROMESA que permitiría reestructurar toda la deuda pública por la vía judicial.


💬Ver 0 comentarios