Un manifestante se ubicó en la avenida Muñoz Rivera entre los edificios de UBS y el Popular Center. (semisquare-x3)
Un manifestante se ubicó en la avenida Muñoz Rivera entre los edificios de UBS y el Popular Center. (Especial para GFR/Xavier García)

Decenas de oficiales de la Policía se movilizaron en la mañana de este miércoles hasta la Milla de Oro después de que fueran alertados de una manifestación de encapuchados frente al Popular Center.

Sin embargo, cuando llegaron al lugar, se encontraron con un solitario joven cargando una diminuta “pancarta” escrita en una hoja de papel de libreta con marcador rojo, que leía "Los criminales usan corbata".

El joven, de 19 años, estaba parado en la división de los carriles de la avenida Luis Muñoz Rivera, entre los edificios de UBS y el Banco Popular.

El joven, de 19 años, estaba parado en la división de los carriles de la avenida Luis Muñoz Rivera, entre los edificios de UBS y el Banco Popular. (Especial GFR/Xavier García)

"Quise hacerlo hoy porque el primero de mayo hubo una protesta bien grande pero en Puerto Rico las personas se olvidan a los dos o tres días. Lo que quiero decir es que no me he olvidado y las personas tampoco se pueden olvidar. Honestamente para muchas personas es más fácil irse con los panas a beber y no pensar que Puerto Rico tiene un gran problema económico y social”, manifestó Jahveh Rivera, estudiante de la Universidad Politécnica.   

El joven aseguró que los disturbios que ocurrieron una vez que terminó el Paro Nacional, no deben opacar el éxito de la protesta. 

“El mensaje no se perdió porque los que vandalizaron fueron menos del 1% de la personas que había y no pueden criticar un acto porque una minoría fue la que dañó toda la protesta”, puntualizó el manifestante mientras puntualizaba que el pueblo se debe mantener activo en las protestas.

“El mensaje es que las personas no se olviden que hay que luchar por Puerto Rico. Que Puerto Rico no se va a arreglar con nosotros acostados en nuestras casas”, dijo.

Poco después de llegar, los oficiales se marcharon, dejando solo a dos policías.

"Dialogamos con el caballero, él lo que está haciendo es una manifestación pasiva. Se le va a garantizar su derecho constitucional. Él está marchando y voy a dejar el mínimo de compañeros para la seguridad de él y de las personas que están transitando”, explicó el comandante Guillermo Rivera, director de Operaciones del área de San Juan.  

El lunes a lo largo y ancho de la Milla de Oro y las avenidas Muñoz Rivera y Ponce de León se suscitaron disturbios una vez que terminó el Paro Nacional.

Fue precisamente el Popular Center, el edificio que junto al de UBS, recibió más daños. Múltiples cristales se rompieron por las pedradas.

Relacionado a estos actos las autoridades arrestaron a más de una decena de manifestantes.  


💬Ver 0 comentarios