nintendo (horizontal-x3)
El fuerte debut de Switch ha sido un alivio para la empresa. (EFE)

Tokio -  Nintendo sextuplicó su beneficio neto en el 2016 gracias a varias partidas de ingresos extraordinarios y prevé unos resultados más sólidos para el ejercicio en curso tras el prometedor estreno en el mercado de su nueva consola, Switch.

Según sus resultados publicados hoy correspondientes al pasado ejercicio fiscal nipón -entre abril de 2016 y marzo de este año-, Nintendo ganó $920 millones, por encima de lo previsto por los analistas y frente a los $152 millones de un año antes.

Su beneficio operativo, sin embargo, retrocedió un 10.7% hasta los $263 millones, mientras que su facturación por ventas bajó un 3.0% hasta los $4,386 millones.

La compañía con sede en Kioto compensó esta evolución negativa con el ingreso extraordinario de $570 millones por la venta del citado club de la liga estadounidense de béisbol (MBL), completada el pasado agosto.

Nintendo también se embolsó otros $181 millones extraordinarios derivados del aumento del valor de su filial Pokémon Company, propietaria de los derechos de esta exitosa franquicia y creadora del juego para smartphones "Pokémon GO", que se convirtió en un fenómeno global el año pasado.

El retroceso de sus ventas se explica por el previsible desinfle de su plataforma doméstica de anterior generación, Wii U, ante la llegada de la nueva videoconsola insignia de empresa, Nintendo Switch.

El fulgurante éxito cosechado en el mercado por Switch abre unas perspectivas optimistas para la compañía, después de las dudas que inicialmente sembró su lanzamiento debido a su formato híbrido -que borra la distinción entre las consolas portátiles y las domésticas- y a un precio considerado elevado por algunos expertos.

"El fuerte debut de Switch ha sido un alivio para nosotros", dijo en declaraciones recogidas por los medios nipones el presidente de la compañía, Tatsumi Kimishima, quien también confió en mantener su ritmo de ventas, aunque señaló que la compañía también deberá asumir mayores costes para incrementar la producción de la consola.

La buena acogida de la nueva consola se vio favorecida por el lanzamiento simultáneo del esperado juego "The Legend of Zelda: Breath of the Wild".

En cambio, Nintendo comercializó el pasado ejercicio 14 millones de unidades de títulos para la Wii U (un 46% interanual menos), cuya producción podría detenerse próximamente, así como 760,000 unidades de esta consola de anterior generación, un 77%.

Para el ejercicio en curso, que concluirá el 31 de marzo de 2018, Nintendo prevé embolsarse unas ganancias netas de $403 millones un 56% menos que el año pasado.

Su beneficio operativo ascendería a $583 millones un 121% más que el de este año, mientras que su facturación por ventas avanzaría un 53% hasta los $674 millones.

La buena marcha de Switch también ha favorecido un repunte del valor de mercado de Nintendo, cuyas acciones en bolsa han ganado un 20% desde su lanzamiento el pasado 3 de marzo.


💬Ver 0 comentarios